03 septiembre 2020

Piedra caliza, maderas zapote y parota: Casa Maracuyá

Una residencia que literalmente se inspira en la fruta exótica de maracuyá, tomando como referencia sus colores, su tropicalidad y su frescura.

Por: Redacción

Fotos: cortesía Co-Ta Arquitectura

Casa Maracuyá fue pensada como una casa de huéspedes, diseñada para uso de hospedaje en la región conocida como La Veleta dentro de la ciudad de Tulum, Quintana Roo.

 

El concepto arquitectónico surgió a partir de la inspiración de vacacionar en un contexto tropical, fresco y caribeño. Con base en esas tres palabras claves fue que el equipo de Co-Ta Arquitectura / Colectivo Taller de Arquitectura desarrolló el concepto de inspiración tomando como referencia la fruta exótica de maracuyá: principalmente apreciado por medio del color del cemento pigmentado en amarillo ‘a tono maracuya’, pero también presente en lo fresco de la ventilación cruzada que es constante en cada espacio; y lo tropical con el patio central y su alberca con verde selva.

La fachada principal distingue particularmente la vegetación por algunos cactus para darle una ‘vestimenta’ diversa y que la distinga, como un accesorio. Los materiales son locales y hechos en sitio; predominan la piedra caliza, maderas zapote y parota, celosías y pulidos pigmentados de cemento, creando equilibrio entre lo contemporáneo-mexicano de sus texturas y colores. Algunos otros elementos también se hicieron bajo diseño, como las lámparas colgantes y las lámparas de arbotante.

 

La casa se desploma en un terreno con una superficie de 270m2 y construcción total de 310m2. Con dos volúmenes principales, uno frontal y uno posterior, el programa arquitectónico incluye 4 habitaciones con baño: 2 en planta baja y 2 en segundo nivel, conectados por pasillos exteriores, rodeando la alberca y área social de sala, comedor y cocina. La distribución fue resuelta en módulos, pensada principalmente para provocar al usuario a tener que salir de un espacio para entrar a otro.

 

La alberca y los jacuzzis, fueron todos recubiertos al interior del concreto pulido pigmentado con el tono maracuyá que consta de una mezcla de cemento blanco con un pigmento amarillo que fue incorporado a la mezcla desde el inicio.

 

co-ta.mx

 




Edición 61
Uribe & Krayer: El carácter está en los detalles | Macrotendencias: Purismo local | Especial: El interior que nos construye | Materiales expuestos: Sencillez y versatilidad | Actuales: Table, Criollo; Host, Banyan Tree Mayakoba | Textil: Balmaceda Studio | Diseño + Ciudad: Estudio MMX | Cromático: Luis Humberto Muñoz | Materia Prima: Explosión Cítrica | Residenciales: Casa Estudio Chimalistac, Casa Neró y JD House