26 agosto 2020

Juego de matices y texturas de concreto aparente: Casa Shoemaker

Una residencia de descanso ubicada en San Miguel de Allende, cuyos acentos arquitectónicos se caracterizan por el uso de concreto aparente y tonalidades neutras.

Por: Redacción

Fotos: César Belio

Casa Shoemaker fue diseñada por el estudio Jaime Juárez Arquitecto; consiste en una residencia de descanso en San Miguel de Allende cuyo objetivo es representar el legado artístico de la familia Shoemaker sin dejar de lado el mobiliario original diseñado por Don Shoemaker, quien es fundador de la fábrica Señal en la ciudad de Morelia, Michoacán.

 

Esta casa refleja su carácter sobrio, pero con acentos elegantes que se destacan por su materialidad honesta, que se define por el uso de concreto aparente y tonalidades neutras. En su composición se aprecian dos volúmenes de concreto escalonados que se encuentran en los espacios, los cuales se admiran por el cambio de texturas y la función que albergan.

La premisa se enfocó en aprovechar las características del sitio, resolviendo el proyecto mediante dos estructuras volumétricas. En el primer volumen se muestra un basamento de concreto que emerge del suelo y sostiene la estructura; el cual se dejó expuesto por la necesidad de uso de materiales de bajo costo y de mantenimiento mínimo, dando un carácter sólido e imponente al recinto. El segundo bloque, se expresa como una estructura estilizada y ligera, que se inserta sutilmente en el paisaje.

 

Una de las características de este recinto son las texturas en concreto, que generan un contraste y armonía natural entre ambos niveles. Las diferencias de la casa se establecen en cuanto a la estructura y a la función de las dos plantas, ya que una alberga la zona social e íntima, a diferencia de la segunda que se presenta como área de huéspedes y recreativa.

En el interior del recinto se encuadraron las vistas privilegiadas hacia la naturaleza, obteniendo una sensación de estar en ella mediante grandes vanos protegidos por una celosía vertical, con este arte se genera un cautivador recorrido de sombras. En el exterior se visibiliza ligeramente el aislamiento de su acceso a través de una fachada ciega y de ligeras transparencias, logrando así un juego de matices entre la casa, el cielo y la vegetación.

 

Además de todo el arte y el diseño con el que Casa Shoemaker fue creada, tiene una peculiaridad muy importante que sin duda logra que destaque aún más, y es que este es un espacio que se adapta a las características del sitio en el que se encuentra, ajustándose a un presupuesto muy accesible.

 

En los alrededores de la casa, se aprecia un cuerpo de agua y unas vías de tren, que generan una conexión con la vegetación, esto se logra gracias a los ventanales de piso a techo que se encuentran por toda la horizontalidad del volumen, protegidos por un conjunto de celosías que reducen la incidencia solar.

 

jaimejuarez.mx

 




Edición 57
GLR Arquitectos: La búsqueda del refinamiento | The New Normal, ser voz y eco | Ferias de diseño: adaptación con talento y creatividad | Actuales: Table, Tori Tori; Showroom, Casa Quieta; Host, Hotel Tepoztlán | Autos: Seat Ateca | Cromático: Lara Hnos. | Luminaria: Ula Light | Taller: Namuh | Diseño + Ciudad: Centro Cultural Mexiquense | Su Espacio: Rosa Agraz y Alejandro Solís, urbanidad entre calles empedradas | Residenciales: Casa MM, Casa Valle, Casa Bautista, Casa del Agua y Casa Cedros.