01 marzo 2021

Materiales expuestos, pisos de mosaico y cemento pulido: Casa Chío por m arquitecturA

Una casa compuesta por diversos pequeños espacios cuya renovación se siente dinámica, gracias a la estratégica decisión de incluir un patio central que fue posible al demoler un antiguo cubo de escaleras de la construcción original.

Por: Redacción

Fotos: Rocío Gordillo

Aparentemente, las viviendas de la zona de Montes de Loreto en San Miguel de Allende son aburridas y sencillas. Son construidas conforme se van obteniendo recursos para el presupuesto de obra, además de un ritmo muy lento (que puede tomar años) pues muchas veces son construidas por los mismos habitantes, sin un criterio de diseño y distribución. “Entonces, cuando Rocío nos contactó para renovar los espacios de la casa que había adquirido, supimos el reto de esta obra, estábamos contentos y muy entusiasmados; de inmediato nos dimos cuenta que queríamos ir en la dirección completamente opuesta; pensamos que era necesario darle a cada habitación un tratamiento diferente”, cuenta el arquitecto Mauricio Alonso –fundador y director de m arquitecturA– sobre el proyecto: Casa Chío.

 

“Suena bastante sencillo hasta que se tiene en cuenta el alcance del proyecto. El nuevo plano incluía un taller de arte en segundo nivel, dos habitaciones, dos baños completos y un estudio/ biblioteca en el primer nivel. Planta baja un vestíbulo de ingreso, un taller de aerosol, cocina, estancia, lavandería y patio central”, relata Alonso.

Casa Chío se compone de 11 espacios diferentes en apenas 183 m2. Materiales expuestos, barro terracota, pisos de mosaico y cemento pulido fueron elegidos para resolver este proyecto. Cada espacio de la renovación es pequeño, pero no se siente así, gracias a la estratégica decisión de incluir un patio central, el cual fue posible al demoler un antiguo cubo de escaleras de la casa original.

 

“Posterior a demoler los muros que se interponen a la cocina proyectada –lo cual fue posible a la reestructura desde cimentación– se pudo aprovechar la gran mayoría de elementos bien concebidos del original, el resto ayudó al adecuado uso de la luz ya que se demolieron”, explica el arquitecto.

La colaboración estratégica con Rocío Gordillo y Alejandro Mejía, moradores de la casa, converge en la nueva sensación interior y la selección de  acabados y muebles. Las figuras y el arte seleccionados es curaduría de ellos y se convierten en un complemento importante para el proyecto.

 

marquitectura.mx



Design Films

14 febrero 2018

Sean Scully


Edición 61
Uribe & Krayer: El carácter está en los detalles | Macrotendencias: Purismo local | Especial: El interior que nos construye | Materiales expuestos: Sencillez y versatilidad | Actuales: Table, Criollo; Host, Banyan Tree Mayakoba | Textil: Balmaceda Studio | Diseño + Ciudad: Estudio MMX | Cromático: Luis Humberto Muñoz | Materia Prima: Explosión Cítrica | Residenciales: Casa Estudio Chimalistac, Casa Neró y JD House