23 marzo 2020

Glocal No.1 | Entrevista Karim Rashid

En 2020, Glocal cumple 10 años. Un camino que comenzó con la edición impresa No.1 cuya portada fue diseñada por Karim Rashid, un sinónimo de vanguardia en pensamiento.

Por: Redacción

Fotos: Rene Cervantes, cortesía Karim Rashid y Leo Torri para DuPont™ Corian®

Si un personaje en el ámbito del diseño despierta críticas encontradas es Karim Rashid. Miles de palabras se han escrito sobre su propuesta de trabajo, muchas para bien, otras no tanto. Lo que nadie puede objetar es que sus conceptos han cambiado paradigmas en la manera en cómo se vive el diseño de esta época. Amante de lo desconocido y apasionado en todo momento, Rashid hoy es sinónimo de vanguardia en pensamiento.

 

La tecnología ha cambiado la manera en que los diseñadores trabajan, ¿cómo imaginas será el diseño en 10 años con estas nuevas herramientas?

El futuro tiene posibilidades infinitas. La vida se trata de crear, ya sea intelectualmente (evolucionando la raza humana) o primordialmente procreando. La creación es inseparable de la evolución humana, ya que se convierte en progreso. Las nuevas herramientas de la era digital nos han dado posibilidades democráticas e infinitas y finalmente a dado poder a todo el mundo de crear, fortaleciendo el individualismo y la liberdad intelectual. Cada huella digital es diferente; cada niño nace e inmediatamente crea originalidad y expresión personal. Tristemente la sociedad colectiva ha oprimido la creatividad por siglos, pero finalmente estamos entendiendo que si todos somos creativos mientras envejecemos podemos ser alentados a ser proactivos. Podríamos estar viviendo en un mundo humano mucho más poético y hermoso, y un día todos nosotros podremos dejar nuestra marca, nuestra “huella digital creativa” en el siempre vasto y cambiante mundo. Este es sólo el comienzo de nuestra liberación para expresar nuestro individualismo. Me encanta la era de libertad de información vía digital. No hay límites ni fronteras. Cultura, lugar, raza, religión, credo, color no nos diferenciarán. La única diferenciación está entre la individualidad de cada uno de nosotros.

 

Nosotros creamos nuestro mundo, ¿En qué mundo vives tú?

Veo el mundo como si yo viniera de otro planeta, observando, percibiendo, acercándome, contribuyendo. He aprendido que el mundo es un vasto y complejo fárrago de belleza y la idea de un estilo internacional es una idea anticuada o utopía modernista. El mundo tiene capas y capas de estilos que suceden al mismo tiempo,
sin embargo, sucede que no son regiones sino híbridos de culturas, razas, credos y valores. Mi sueño es vivir en otro planeta, tener 4 esposas, volar, hablar 10 idiomas, tener un microchip en mi ojo para estar siempre conectado y telecomunicado, diseñar nueva comida modificada, una súper fruta, diseñar y hacer películas, tener a todos mis grandes amigos y amantes viviendo conmigo bajo un increíble techo, diseñar un gran edificio, no ver fronteras, pasaportes, violencia, armas, guerras…

En una ocasión me contaste que fuiste educado con la creencia de que la naturaleza es algo que debemos cuidar, ¿Cuál es tu opinión acerca de la sostenibilidad?

 

Me preocupa conservar los recursos y la ecología de nuestro planeta. El reciclaje es realmente un paradigma cíclico en Estados Unidos y muchos países. Pero conservar los recursos significa utilizar menos materiales crudos y energía, mediante toda la vida de un producto -desde su desarrollo y fabricación, hasta su uso, reuso y deshecho. El material puede conservar más recursos durante el ciclo de vida de un objeto debido a las increíbles propiedades integrales de los plásticos, como lo son su
ligereza, durabilidad y maleabilidad comparado con otros materiales. Mientras tanto la verdadera respuesta a la utilización del plástico es que debemos usar menos, pero de mayor calidad, y el objetivo del diseño es hacer lo mejor.

 

En la excrecencia de productos y el sistema de objetos, la posibilidad de consumir en exceso; de adicción y satisfacción inmediata por consumo, es peligrosa. Nos rodeamos en la vida de efigies, objetos y productos con el fin de encontrar significado en nuestra existencia y crear un sentimiento de memoria, de presencia y de pertenencia. Pero también consumimos para ocupar el tiempo y llenar una extraña necesidad de recompensa y ego. Siempre tendremos objetos en nuestro mundo y yo
no estoy apelando a consumir o tener “cosas”, sino a ser híper consciente de nuestros objetos, amarlos y disfrutarlos. Ellos denotan nuestro tiempo, lugar y la relación que tenemos con el mundo que nos rodea y con los demás.

 

Hablando de sostenibilidad, la Smartologic Corian Living te dió la oportunidad de desarrollar un concepto completo de la vida moderna, ¿Cuál fue tu mayor objetivo al hacer este proyecto?

 

La exhibición ¨Smart-ologic Corian Living” me dio la oportunidad de desarrollar una casa modular holística – una casa que puede ser producida con mínimos páneles cóncavos y convexos y herramientas sencillas-. Siempre he estado interesado en esta noción de una casa modular, que sea un hogar eficiente que pueda ser levantada de manera simple y rápida, que pueda ser accesible y democrática, y personalizada con poca consecuencia y gran efecto. Siempre he creído que la arquitectura finalmente responde a un sistema de componentes, pero lo que en realidad necesitamos son elementos industriales que sean más libres y flexibles en su configuración para no terminar en un mundo cuadriculado. Mi preocupación era crear estos páneles con el menor desperdicio posible y que el desperdicio fuera reutilizado.

 

¿Podrías decirnos más acerca de tus teorías desingtopia, infosthetik, technorganic y pleasuretonic?

 

La era digital tiene un nuevo lenguaje, una lengua que me refiero como “Infosthetik”; la estética de la información. La premisa es utilizar nuevas herramientas para crear trabajo gráfico complejo 2D que tenga percepción de 3D, el movimiento del diseño gráfico y su aplicación, son únicamente posibles mediante el uso de nuevas tecnologías y software. El nuevo movimiento tecnográfico está creando un paisaje
que es hipertextual, hipergráfico, hipertrófico y energético.

 

¨Orgonomics¨ es mi término para donde el animismo de lo orgánico se encuentra con la tecnología, donde lo humano se encuentra con lo biomórfico, donde la interfase se encuentra con lo material. De cualquier manera, el término que envuelve la tan extendida filosofía de mi trabajo es Minimalismo Sensual -la que fuera mi primera palabra para el diseño cuando se me pidió que definiera mi trabajo hace 12 años-, una respuesta a la esterilidad del minimalismo. Desde entonces mis filosofías y teorías van del pleasuretroniks, al blobject, al blojectism, del essensualism al designokrasy, kasualism, techorganiks, infosthetiks, digitalia, orgonomiks. LA FORMA SIGUE AL SUJETO y viviendo en el presente.

 

La entrevista completa está disponible en issuu, donde también encontrarás todas nuestras revistas en formato digital y de manera gratuita: issuu.com/glocal_design

 




Edición 55
Espacios Vivos, Óptimos y Funcionales: José A. Moyao | Especiales: Lo mejore de ZSONA MACO 2020, Design Miami/ Element: Water, Maison & Objet | Su Espacio: Olga Hanono, el estilo disruptivo de una interiorista | Diseño + Ciudad: Club de Niños y Niñas, CCA Centro de Colaboración Arquitectónica | Residenciales: Casa Amor por México, LEGORRETA + Marcela Cortina; Casa Lyons, CoLateral; Casa Loca, Ezequiel Farca + Cristina Grappin; Residencial RF, JSa.