01 julio 2019

Testimonio arquitectónico de renovación

Un edificio de ladrillos cansado por sus años de historia vuelve a la vida gracias a su renovación con acabados naturales, iluminación de bajo consumo, muebles espaciosos y acentos brillantes.

Por: Redacción

Fotos: Gillian Jackson, Langen Studios, Kerun Ip, Michael Muraz

 

Antes de su reciente renovación, el histórico Walper Hotel en Silicon Valley North en Canadá mostraba evidentes señales de ser un edificio antiguo con la urgente necesidad de ser reparado y renovado. Gracias a la colaboración entre tres empresas de arquitectura y diseño: Dubbeldam Architecture + Design, + Dialogue 38 + Jill Greaves Design, ahora se ha transformado en un moderno hotel boutique, con una propuesta atrevida y contemporánea aunque sin descartar el valor de sus detalles históricos.

 

La arquitecta Heather Dubbeldam, directora del despacho Dubbeldam Architecture + Design, platica que este hotel es una pieza icónica de la cronología y el patrimonio canadiense. Ha recibido a muchas personalidades famosas como la Reina Madre, los músicos Louis Armstrong y James Brown y muchos de los Primeros Ministros de Canadá, incluido Pierre Elliot Trudeau. “Por eso, cuando se nos brindó la oportunidad de modernizar el edificio y de restablecerlo como un destino de visita obligada, lo primero que hicimos fue comprender la sensibilidad de la construcción existente y tomar conciencia de su carácter y sus limitaciones. Como el hotel fue construido en 1893, había muchas funciones modernas que ya no podía cumplir, especialmente aquellas cruciales para alojar a los visitantes del creciente centro tecnológico de la región. El proceso de modernización de las instalaciones y su actualización a los estándares y códigos de construcción exigieron un nivel coordinado de innovación por parte de diseñadores y consultores”, explica Dubbeldam haciendo hincapié en que los materiales elegidos para la renovación debían complementar el edificio original, destacando el carácter grandioso y hermoso del espacio. “Por ejemplo –dice–, el trabajo y los detalles tradicionales en madera y yeso se combinaron con características de diseño contemporáneo, y en algunos casos la estructura de madera original del edificio quedó expuesta. Se utilizó una paleta de nogal elegante y madera de fresno caliente en el piso y en la carpintería, y los estallidos de colores brillantes en los muebles y las puertas de alto brillo aporta un nuevo aspecto a las habitaciones: el azul se usa para las habitaciones más pequeñas y el rojo para las más grandes, lo que combina con los atrevidos gráficos monocromáticos en las paredes”.

 

 

La arquitecta enfatiza que las habitaciones del hotel son únicas en sí mismas, “De sus 92 habitaciones en total, no hay dos que sean exactamente iguales. El mobiliario espacioso y los acentos luminosos están pensados para armonizar con una propiedad de casi 130 años de edad”.

 

Con estos cambios, el hotel Walper es un testimonio arquitectónico de renovación y, una vez más, ocupa su lugar preponderante como destino de alojamiento en la región, sobre todo ahora que la comunidad tecnológica de Kitchener Waterloo –ubicada a una hora de Toronto y con oficinas recientemente abiertas de Yahoo, Google y otros jugadores importantes de tecnología, así como RIM de Waterloo y el Perimeter Institute– se ha convertido en una de las de más rápido crecimiento en el país con demandas de viajeros de negocios modernos y también de millennials que buscan lo mejor de lo antiguo, pero con miras hacia el futuro.

 

dubbeldam.ca

dialogue38.com

jillgreaves.com

 




Edición 52
En nuestra portada para suscriptores: La fuerza de la 'Inteligencia Colectiva': Gensler, presentado por Guardian Glass México | Portada Macrotendencias: NeoCon 2019 | Lo mejor de NeoCon | Especial fachadas arquitectónicas | Entrevistas: Barber & Osgerby, Joseph White de Herman Miller Group, Luke Pearson de PearsonLloyd para Andreu World, David Galullo de Rapt Studio y Konstantin Grcic.