11 julio 2022

Jóvenes talentos: La muerte tiene permiso*

Omar Ortiz Franco creó ‘La Muerte Tiene Permiso*’ para celebrar los materiales únicos y las tradiciones históricas de su país con un acabado contemporáneo. Su inspiración para el diseño proviene de los materiales vernáculos y las tradiciones artesanales de todo México, las historias y los cuentos populares, y el cine y la fotografía mexicanos.

Por: Redacción

Fotos: Cortesía La muerte tiene permiso*

¿Cómo surge la inquietud de crear La muerte tiene permiso*’ y por qué se llaman así?

Omar Ortiz Franco: Para mí, en todos los proyectos que he realizado –específicamente en habitacional o residencial– siempre ha sido muy importante pensar cómo se van a vivir los espacios que construyo en mi imaginación; por lo que, en mis dibujos y trazos siempre han existido esos objetos en esos espacios. Creo que son estos los que en realidad le van a dar una personalidad al espacio a través de otros elementos como la luz, las dimensiones, las texturas, los colores etc.

 

Derivado de esta idea, siempre he materializado los objetos. Desde la universidad ya empezaba a trabajar en objetos a escala y en el 2017 (más o menos) –después de haber hecho varios proyectos de arquitectura– empecé a buscar la manera de colaborar con algunos colegas diseñadores, un poco para aprender el camino que ellos ya habían hecho.

De este aprendizaje y otras experiencias surgió la idea de crear ‘La muerte tiene permiso*’, un poco de conectar los objetos con los espacios y viceversa, y otro tanto, de la gran admiración por el escritor sinaloense Edmundo Valadés y su libro homónimo La muerte tiene permiso, en el que de alguna manera sus protagonistas viven rodeados de objetos tan bellos por lo que representan al grado de ‘darle permiso’ a la muerte de irse con ella, aceptando y abrazando el valor de esos objetos en sí mismos.

 

Para mí, lo relevante es esa relación objeto-vida / objeto-muerte que me invita a mí mismo a rodearme de objetos bellos que me representen y que, tal vez cuando ya no esté en este plano físico, mis amigos o familiares cuando vengan a limpiar mi casa vean mi pijama que usé cada día o vean mi taza que se quedó ahí, y entonces “no me voy, sino que en realidad me quedo a través de los objetos”.

 

Y por último, el asterisco después del nombre de ‘La muerte tiene permiso*’ es un poco con la función que este signo hace en un libro de texto y que te indica que existe una referencia que habría que buscar. Así, este asterisco invita a lo mismo, de entrada a preguntar: ¿Por qué se llaman así?; y en todos nuestros objetos ponemos una calcomanía con el asterisco a manera de tratar de hacer un poco más consciente el consumo, de ponerle más corazón al diseño y preservar objetos con más significado.

¿Cuál es esta personalidad que han querido construir para el taller?

Omar Ortiz Franco: En la parte de diseño soy únicamente yo, aunque en el área de producción he trabajado mucho con talleres de Oaxaca, Puebla, Ciudad de México, Guadalajara y Michoacán.

 

La Muerte Tiene Permiso* surgió del deseo de compartir la estética del diseño mexicano contemporáneo en un contexto europeo. Al viajar por las capitales del diseño de Europa, el arquitecto y diseñador Omar Ortiz Franco encontró una variedad de influencias internacionales, pero México, la Capital Mundial del Diseño en 2018, no estaba a la vista.

Omar creó La Muerte Tiene Permiso* para celebrar los materiales únicos y las tradiciones históricas de México con un acabado contemporáneo. Su inspiración para el diseño proviene de los materiales vernáculos y las tradiciones artesanales de todo México, las historias y los cuentos populares, y el cine y la fotografía mexicanos. La colección está igualmente informada por la estética del diseño arquitectónico de Omar, que se enfoca en líneas limpias y atención a los materiales, y su deseo de explorar lo que significa vivir en un hogar.

 

 

Trabajamos en asociación con talleres tradicionales de todo el país, muchos de los cuales han estado funcionando durante generaciones. Frente a la crisis ambiental mundial, nos hemos consolado con las formas en que las comunidades de todo México han creado durante generaciones objetos útiles con materiales naturales que encuentran a su alrededor, y que al final de la vida útil del artículo pueden ayudar a que se degrade nuevamente. la tierra. Estamos orgullosos de ser parte de esa tradición y creemos que un objeto hecho con amor, pensamiento y conocimiento de la técnica puede verse reflejado en objetos que cambien nuestra forma de consumir.

 

Lean más de esta historia en la edición impresa de Glocal 66 y en las redes sociales de Glocal Design.

Omar Ortiz Franco, fundador y director de 'La muerte tiene permiso*'



Edición 64
¡GLOCAL estrena revista digital! Con la calidad de siempre, preparamos para ti una edición muy especial: el Premio Noldi Schreck 2021. En este número, SIN COSTO por introducción, descubrirás a los ganadores de las distintas categorías y conocerás la selección del editor, que consta de más de 80 proyectos; todos ellos, destacados en arquitectura, diseño e interiorismo.