11 agosto 2020

Generar resultados con alma: Claudina Flores

“El diseño es una herramienta que debe comprometerse con el análisis del usuario, lo que redunda en la importancia de que cada proyecto responda a una necesidad, contexto y situación”. –Claudina Flores

Por: Redacción

Fotos: Andrés Alejos

A lo largo de su carrera, la diseñadora mexicana Claudina Flores ha mostrado un interés especial por el intercambio entre arquitectura, mobiliario y diseño interior. A partir de su experiencia, ha sido capaz de proyectar desde el diseño de una silla hasta el diseño de una casa. Su enfoque paralelo con el interiorismo visualiza el diseño como un estilo de vida, concibe el concepto de vivienda como un espacio íntimo y flexible pensado para cumplir los rituales de sus habitantes, cuestionando el uso del espacio interior, la interacción con el objeto utilitario y la importancia de la sustentabilidad, suma de elementos clave para lograr el bienestar del ser en el espacio habitado.

 

Un factor que reconoce su labor como diseñadora y arquitecta demuestra especial interés por las intervenciones arquitectónicas combinadas con su propuesta de mobiliario, buscando resolver el espacio desde la función, el momento y la introspección.  Se trata de una diseñadora con formación integral en administración de negocios (2004 TEC), pero también experta en resolver procesos de fabricación de mobiliario y ejecución de arquitectura, un distintivo fundamental a lo largo de su carrera pues ha realizado diseño, gestión y ejecución de proyectos para diversas marcas, empresas y desarrolladores en Guadalajara, Mazamitla, Puerto Vallarta, Los Cabos, Hermosillo, Cuernavaca, Ciudad de México y San Diego, sosteniendo siempre la premisa de su visión: resolver el espacio siempre desde el interior hacia el exterior.

Claudina diseña productos con carácter singular a través de la inclusión de materiales naturales y procesos artesanales que son ejecutados en ocasiones por ella misma en conjunto con su equipo de trabajo: maestros ebanistas, herreros, carpinteros, tapiceros, amantes del oficio tradicional tapatío desde su taller en Guadalajara. Su método de trabajo no sólo celebra el valor del proceso, sino también involucra al usuario y al espectador, cada pieza es diseñada cuestionando un ritual, pensando en un episodio de la vida cotidiana, escenas que transcurren entre un lapso de tiempo y nutren el espíritu del ser.

 

Para ella, el diseño es un modo de vida. Su andar cotidiano está conectado con el arte, el cine, la música y la danza,  su evidente fascinación por la moda sigue siendo una característica de su singular personalidad. Una directora creativa que ha sido persistente en su labor como diseñadora, al frente del despacho homónimo ESTUDIO CLAUDINA FLORES fomenta el valor de la exploración y búsqueda constante, rescatando el valor del oficio artesanal y reinventando la manera de conceptualizar sus ideas antes de materializarlas.

 

Claudina ha crecido a través de sus viajes, reconoce que fomentan su amor por la tradición, la cultura y la diversidad humana, recientemente estuvo en Korea y Japón por varios meses, haciendo recorrido entre ciudades, talleres, museos y galerías, llenando sus cuadernos de dibujos, tomando fotografías y coleccionando elementos que resultan ser fuente de inspiración infinita para materializar sus ideas.

Actualmente, su trabajo en el Estudio combina lo tradicional con lo contemporáneo, muestra de ello se aprecia a través de su colección de mobiliario: Habitantes, objetos que comparten el espacio en que convivimos, trabajamos, comemos y dormimos. Mobiliario, luminaria y objeto que no sólo ocupan un lugar físicamente sino que llegan para habitar nuestro espacio cotidiano, a través de su carácter y su propia personalidad.

 

Una colección de productos nace en ESTUDIO CLAUDINA FLORES al cuestionar que los objetos fabricados por el hombre nacen con alma y son portadores de energía, capaces de establecer una conexión con el usuario a través de su forma, materialidad, color, escala, textura y función. El diseño de cada pieza se origina cuando la diseñadora establece una relación con el ritual y el momento que se repite día tras día. Observar para diseñar nuevos conceptos, leer para conocer el pasado e imaginar el futuro es parte de su filosofía.

 

claudinaflores.com




Edición 57
GLR Arquitectos: La búsqueda del refinamiento | The New Normal, ser voz y eco | Ferias de diseño: adaptación con talento y creatividad | Actuales: Table, Tori Tori; Showroom, Casa Quieta; Host, Hotel Tepoztlán | Autos: Seat Ateca | Cromático: Lara Hnos. | Luminaria: Ula Light | Taller: Namuh | Diseño + Ciudad: Centro Cultural Mexiquense | Su Espacio: Rosa Agraz y Alejandro Solís, urbanidad entre calles empedradas | Residenciales: Casa MM, Casa Valle, Casa Bautista, Casa del Agua y Casa Cedros.