29 mayo 2020

Arte funcional para el hombre: Jorge Arditti

Con vastos proyectos y un cúmulo de experiencias de invaluable valor emocional, Jorge y Arturo Arditti comparten en una contundente frase el legado de su padre, don Mauricio Arditti: “Amor por nuestra hermandad y pasión por la arquitectura”.

Por: Redacción

Fotos: cortesía Arditti + RDT Arquitectos

“El primer ingrediente que mi papá nos inculcó desde niños fue una educación de cómo ser y tratarnos como hermanos antes que sólo ser socios y arquitectos. Ese valor sumado a la importancia y privilegio de contar uno con el otro es lo que nos ha hecho crecer como seres humanos, y cuando esa enseñanza y emoción la llevamos al campo profesional caemos en la cuenta de que somos excelentes socios, hermanados desde la infancia”, cuenta Arturo Arditti, quien reconoce que se ha familiarizado con la arquitectura de manera progresiva y muy natural con el paso de los años.

 

“Mi papá decía que si decidíamos ser arquitectos, lo primero que teníamos que hacer era sacarnos ‘una radiografía del hígado’ porque es una profesión difícil y un ramo complicado, en el que el tiempo siempre va en contra y se depende de gente y de factores que no están bajo control la mayor parte de las veces. Sin embargo, tuvimos la facilidad de hacer equipo con él y ese camino recorrido nos ha ayudado a comprender y a apasionarnos cada vez más por esta profesión”, agrega Jorge Arditti.

“Efectivamente –interviene Jorge en la plática–. Todo nace en casa, a temprana edad; nunca hemos sentido a la arquitectura como una simple actividad profesional, sino que desde niños la hemos visto como una pasión que nos ha motivado y contagiado con mucho ímpetu para crear grandes proyectos y generar espacios que trasciendan. Recuerdo que cuando éramos pequeños me encantaba ir con mi papá y con mi hermano a las obras, a pegar tabiques y a estar en los momentos de los colados moviendo varillas; tenía la facilidad para dibujar y mentalmente copiaba muchas de esas cosas que vivía, para luego ir a la oficina paterna a sentarme en los restiradores a hacer trazos y trazos. Fue un impacto interesante que a mi parecer, facilitó que mi padre nunca tuviera que forzarnos a ser arquitectos, sino que fue algo que se dio y fue fluyendo con el tiempo”.

 

La química familiar entre Jorge y Arturo los ha nutrido de una ética profesional invaluable: “Sabemos respetarnos y marcar muy bien
las líneas de lo personal y lo profesional para tomar las decisiones más adecuadas y llegar a
 un balance correcto. Esa es la clave que nos ha ayudado a trascender en la parte profesional. Si bien no tuvimos una influencia directa y fuerte
 o de imposición por parte de nuestro padre para ser arquitectos, sí cuando decidimos dedicarnos a la misma profesión que él, estuvo muy conten
to y su ejemplo de humanidad y honradez han sido los valores que cuidamos día a día y que conllevamos con mucha responsabilidad. Dicho en palabras metafóricas: Es como llevar un trazo en su forma y magnitud a la parte social con la honestidad y hermandad que nuestro padre nos inculcó. Nunca ningún negocio se va a anteponer a nuestra hermandad y tampoco habrá proyecto que nos divida”.

 

Con una amplia experiencia en el diseño de edificios corporativos, el objetivo de Arditti + RDT Arquitectos es generar una arquitectura atemporal que envejezca con dignidad. “Hay muchos edificios ejemplares en nuestra ciudad que tienen este valor y esto está directamente relacionado con la idea de crear ciudad y de generar una mayor conciencia por parte de los ciudadanos. Debemos de tener claro que los arquitectos, los desarrolladores y los ingenieros generamos arte funcional para el hombre“, concluye Jorge Arditti.

 

ardittiarquitectos.com




Edición 56
Archetonic: El entendimiento de un entorno y su pasión por el detalle | Especiales: Co-living, vivienda para nuevas generaciones; Baños y Cocinas y Especial Color | Su Espacio: Elizabeth Gómez Coello, viajes, arte, libros y plantas | Diseño + Ciudad: Escuela Jojutla, Alberto Kalach | Diseño + Empresa: Nike, entre el espacio y la tierra | Atelier Glocal: Entre porcelana y contemporaneidad | Residenciales: Casa Dos Cajueiros, Cueva Fotocatalítica-MM, Casa Ombra y Upper West Side Apartment