08 abril 2018

Viviendas rurales de bambú | Taller Comunal de Arquitectura

Los hogares construidos en zonas rurales del estado de Puebla, utilizan un molde prefabricado de bambú que permite mejorar su tiempo de construcción.

Por: Fotos: Cortesía

Comunal Taller de Arquitectura se funda en el año 2015 en la Ciudad de México por Mariana Ordóñez Grajales, arquitecta egresada de la Universidad Autónoma de Yucatán, como un equipo multidisciplinario que aborda los problemas de habitabilidad en comunidades rurales con una visión integral. Posteriormente, en el año 2017 se asocia con el equipo la arquitecta Jesica Amescua Carrera, egresada de la Universidad Iberoamericana.

Para uno de sus primeros proyectos de vivienda social, el plan de construcción no fue aprobado por utilizar bambú nacional, además de madera y piedra local. La negación fue debido a la política pública de vivienda que existe en México y a la normatividad emitida por la CONAVI en febrero de 2016 en donde no se aprueban los apoyos gubernamentales para construir con materiales y sistemas constructivos tradicionales.

Ante esta situación, el estudio creó un segundo prototipo de vivienda social en un pueblo de montaña, utilizando un marco prefabricado de bambú que los residentes pueden utilizar para replicar la estructura en sólo siete días.

Con el primer diseño inviable, el estudio se abasteció de bambú de los Estados Unidos, para evitar utilizar recursos de especies locales, y lo utilizó para crear un marco y un diseño similar para la segunda casa.

La estructura prefabricada de bambú que forma la residencia de 60 metros cuadrados se ensambló en el sitio en menos de una semana, con la ayuda de la población local para reducir costos. Se espera que los equipos de residentes puedan aprender a construir réplicas por sí mismos.

Las paredes están formadas por paneles de bambú recubiertos con un tejido local conocido como ixtle, comúnmente utilizado para hacer sacos de café, y luego mortero. Estas ranuras en la parte superior de las bases de breezeblock.

Las vigas y vigas de bambú expuestas se apoyan sobre las paredes para formar un techo de una sola vertiente, rematado por un material gris ondulado y áspero. Las persianas y puertas del interior de la residencia también son de bambú, mientras que el pavimento gris cubre el suelo tanto en el interior como en el exterior.

Algunas de las paredes tienen celosías de ladrillo rojo que ayudan a la ventilación natural. Los huecos también permiten que el humo del fuego de la cocina se desplace fácilmente hacia el exterior.

El diseño de la vivienda rural del Taller de Arquitectura Comunal fue aprobado para recibir subsidios federales, lo que significa que podría extenderse a otras áreas del estado. Pero el equipo espera que el proyecto inicie discusiones que permitan el uso de materiales y métodos locales en futuras viviendas sociales.

El estudio espera que el proyecto continúe promoviendo la autonomía de los pueblos indígenas, el valor de la arquitectura vernácula y la conservación del conocimiento intangible.




Edición 64
¡GLOCAL estrena revista digital! Con la calidad de siempre, preparamos para ti una edición muy especial: el Premio Noldi Schreck 2021. En este número, SIN COSTO por introducción, descubrirás a los ganadores de las distintas categorías y conocerás la selección del editor, que consta de más de 80 proyectos; todos ellos, destacados en arquitectura, diseño e interiorismo.