21 febrero 2018

Esencia fabril y barrial

María Ribera es un concepto habitacional de departamentos que respeta los orígenes industriales del edificio histórico que los alberga en la colonia Santa María la Ribera.

Por: Fotografía: Luis Gallardo

|Arquitectura|

Originalidad e impacto social es la fórmula que hace del proyecto residencial María Ribera, en la colonia Santa María La Ribera de la Ciudad de México, uno de los principales ejemplos de diseño arquitectónico.

El equipo de JSa de Javier Sánchez se dio a la tarea de develar las capas de historia de la antigua Fábrica de Chocolates ‘La Cubana’ que se fundó en 1872 y funcionó como tal hasta 2004, para luego rehabilitar el inmueble e integrarlo bajo una dinámica habitacional con usos mixtos y cambios de escala que respeta sus orígenes industriales y que a la vez hace una amalgama ideal con su entorno.

Y es que, por su ubicación y sus antecedentes históricos, la colonia Santa María La Ribera ha desarrollado usos y costumbres de barrio alrededor del emblemático Kiosko Morisco; además de que, más allá de su origen porfiriano, Santa María la Ribera fue fundada en una ranchería como una de las primeras colonias de la ciudad junto con la Nuevo México, la de los Arquitectos, la San Rafael y la Guerrero.

Fue una zona residencial habitada por personas de clase media alta, que construían viviendas elegantes y cómodas entre tranvías urbanos y suburbanos, la edificación de obras públicas y de algunas fábricas, además de la estación de ferrocarril Buenavista.

Fue en los años veinte, cuando la fábrica ‘La Cubana’ se traslada a la colonia y se levanta un amplio conjunto que incluía planta de producción, imprenta, oficinas, residencia y un expendio que vendía dulces, cigarros y puros de chocolate, molienda francesa y chocolate Cubana 17.

Con esa misma esencia fabril y barrial fue que se diseñó el conjunto residencial María Ribera que no sólo redensifica el centro de la ciudad, sino que a la vez recicla las estructuras originales del edificio histórico dejando un acceso en ambos lados del predio e incorporando circulaciones, plazas, juegos de niños y zonas ajardinadas.

Se aprovechó la gran nave industrial principal para distribuir diversos edificios bajos con departamentos de 65 a 86 metros cuadrados en torno a patios, jardines y terrazas.




Edición 64
¡GLOCAL estrena revista digital! Con la calidad de siempre, preparamos para ti una edición muy especial: el Premio Noldi Schreck 2021. En este número, SIN COSTO por introducción, descubrirás a los ganadores de las distintas categorías y conocerás la selección del editor, que consta de más de 80 proyectos; todos ellos, destacados en arquitectura, diseño e interiorismo.