12 noviembre 2012

Especial Diálogos – Entrevista con Esteban Suárez de Bunker Arquitectura: Obsesión por la Experimentación

En su edición núm. 11, Glocal Design Magazine publicó el artículo especial “5 Arquitectos + 5 Interioristas en México”, donde reconoce el extraordinario talento de diez despachos que, a trav[…]

En su edición núm. 11, Glocal Design Magazine publicó el artículo especial “5 Arquitectos + 5 Interioristas en México”, donde reconoce el extraordinario talento de diez despachos que, a través de su trabajo, tanto en proyectos arquitectónicos como de interiorismo, se han distinguido por sus destacadas propuestas. En esta ocasión, presentamos la entrevista con Esteban Suárez de Bunker Arquitectura, quien nos platicó sobre cómo surgió el despacho y su trabajo creativo. Por Alfonso Maldonado Imágenes cortesía Bunker Arquitectura ¿Cómo surge Bunker Arquitectura? Fundé BNKR en 2005, al salir de la carrera, cuando surgió la oportunidad de remodelar una pequeña cafetería. Como recién egresado, mis recursos eran limitados, por lo que renté como oficina una bodega ubicada el sótano de un edificio, era un espacio frío, mal iluminado y sin ventanas, un búnker -de ahí el nombre. En un principio estaba yo solo, y siete años después, el despacho se ha convertido en un equipo multidisciplinario de quince personas con proyectos de diversas tipologías. Ahora nuestra oficina tiene ventanas, cosa que agradecemos de sobre manera.   Han tenido un ascenso meteórico y en muy poco tiempo cuentan con dos libros publicados, una exposición, varios premios y un sinfín de notas de prensa. Se corre el riesgo de la sobre exposición mediática? ¿Cuál es la frontera entre la presencia mediática y el trabajo creativo? Dudo mucho que lleguemos a una sobre exposición mediática, para eso están Justin Bieber o Lady Gaga. Desde luego buscamos que nos publiquen en la mayor cantidad de medios posibles para hacer ruido constantemente. Nos hemos convertido en nuestros mejores promotores y creemos fehacientemente en las frases: “El que no habla, nadie lo escucha”; “si pones un huevo, tienes que cacarearlo”, “si quieres vender el camello, tienes que hablar bien del camello”. Los libros y la exposición son herramientas para difundir nuestro trabajo y llegar a más gente. En cuanto a los premios que hemos ganado, se dan por la calidad del producto, y porque cada nuevo proyecto lo metemos a la mayor cantidad de concursos posibles. Tan importante es para nosotros conseguir nuevos proyectos como invertir en estrategias para darnos a conocer. Son inversiones a mediano y largo plazo, que al final del día, nos traen nuevos proyectos.   ¿Existe alguna relación entre tu trabajo como arquitecto y como músico? No directamente y a la fecha todavía no me ha tocado desarrollar un proyecto como un estudio de grabación, casa de música o sala de conciertos. Pero en lo personal, las dos están íntimamente relacionadas, son las pasiones de mi vida. Y curiosamente, abordamos de la misma manera ambas profesiones. Con cada nuevo disco buscamos reinventarnos, al igual que con cada nuevo proyecto. No tenemos fórmulas preestablecidas de cómo crear una canción o un edificio, y tanto en la música como en la arquitectura evitamos generar un estilo. El hilo conductor de cada nuevo disco o proyecto es la obsesión por la experimentación.   Recientemente realizaste un taller para estudiantes en el Polyforum Siqueiros. ¿Cuál fue el objetivo? Yo no creo en las instituciones escolares, por lo mismo no doy clases. Continuamente estoy dando conferencias por todo el país porque tengo el compromiso de transmitir a las generaciones de estudiantes de arquitectura que sí se pueden hacer las cosas de manera diferentes, que no tienen que encasillarse en el molde y que luchen contra los convencionalismos; que se atrevan y no tengan miedo a proponer. Y los talleres son parte de esto. Es una manera de motivar a los estudiantes y darles otra opción fuera de las instituciones (que probablemente les sirva más).   Hay una clara división entre los trabajos que realizan para clientes y aquellos que desarrollan como propuestas no solicitadas. Mientras los primeros son claramente pragmáticos y realizables, los segundos son de escalas imposibles y contextos sumamente complicados que parecieran tener poca relación con los primeros, salvo un lenguaje contemporáneo similar. ¿Cuál es la finalidad de estos últimos proyectos? En BNKR tenemos un compromiso con la parte teórica de la arquitectura. Continuamente estamos involucrados en proyectos de investigación que buscan aportar soluciones a diferentes problemáticas que vamos identificando en las ciudades. El principal objetivo no es su construcción, sino aportar una solución especifica a un problema particular y único. Aunque sí buscamos presentarlo a las autoridades porque creemos que se deberían de llevar a cabo. De esta manera le regresamos algo a la comunidad y mantenemos en equilibrio nuestra balanza entre la teoría y la práctica. Nuestra obsesión por abarcar un amplio espectro de tipologías y escalas nos lleva a no ponernos límites a la hora de proponer soluciones.   ¿Cómo es el proceso de cualquiera de sus proyectos? Todo nuevo proyecto comienza por un riguroso proceso de investigación. Ésta se centra en los aspectos sociales, económicos, políticos, culturales y ambientales que rodean el sitio en particular. Por otro lado, también investigamos ejemplos análogos de la tipología a desarrollar y casos que se hayan llevado a cabo con condiciones similares. Esto nos sirve para poder generar una serie de diagnósticos que son nuestra base de partida. Muchas veces en estos diagnósticos encontramos el potencial oculto que determina el camino que tomará el proyecto, nos abren un abanico de posibilidades y lo enriquece. En cada nuevo proyecto buscamos la autenticidad, que para nosotros es invaluable. Muchas veces tomamos uno o más de nuestros proyectos o de otros arquitectos y los fusionamos para generar nuestras propuestas. No tratamos de ocultar el robo o la copia, al contrario, lo exaltamos. Como diría el cineasta Jean Luc-Godard: “Lo importante no es de donde tomas las cosas, si no a dónde las llevas”.   Los proyectos religiosos se han vuelto casi una especialidad del despacho, ¿cómo se dieron estos proyectos? ¿Hay algún otro proyecto que estén desarrollando con esta misma temática? Hemos construido dos capillas, empezamos la obra de la tercera hace unas semanas y estamos desarrollando actualmente dos iglesias, una en Culiacán y otra en Nepantla. También nos llegó a la oficina el proyecto más extravagante que hemos tenido a la fecha y es de carácter religioso: una virgen habitable de 70 metros de altura en Coyuca, Acapulco. ¿Por qué tantos edificios religiosos? Es curioso como en la arquitectura un proyecto de una cierta tipología te lleva a otro igual si haces un buen trabajo. Pero no buscamos especializarnos en el ámbito religioso, ha sido mera coincidencia. Tampoco queremos encasillarnos en esa tipología, nos aburriríamos en poco tiempo. Buscamos siempre estar involucrados en proyectos muy diferentes entre sí.   ¿Como ves a Bunker Arquitectura en los próximos diez años? Hoy puedo decir que BNKR ya es un despacho establecido y reconocido en México. En diez años quiero verlo establecido y reconocido en el extranjero. Por supue
sto, me encantaría tener proyectos en el extranjero. Ese es uno de los mayores retos de los arquitectos mexicanos, trascender las fronteras de nuestro país. Y para los ojos del mundo, trascender la sombra del Arq. Luis Barragán en la cual hemos vivido los últimos 30 años.   ¿Dónde ves a la arquitectura mexicana en los próximos diez años? Hay una nueva generación de arquitectos jóvenes mexicanos que estamos rompiendo con el estigma del “estilo mexicano contemporáneo”, con el que nos han clasificado en las ultimas décadas. Estamos alejándonos de convencionalismos. No dudo que en diez años, si la economía de este país sigue un camino estable, logremos generar un movimiento que coloque a la arquitectura mexicana a la altura de cualquier país de Norteamérica, Europa o Asia.   ¿Se puede hacer arquitectura de vanguardia en México? La palabra vanguardia es engañosa y me incomoda. Prefiero decir que es arquitectura “en resonancia con nuestros tiempos”. Pero, si utilizamos esa palabra, yo diría que en México se puede hacer arquitectura más vanguardista que en países de primer mundo, porque afortunada o desafortunadamente en México existe una falta de regulación en los reglamentos, situación que nos da mayor flexibilidad a la hora de proyectar. Y más allá que tratar de generar arquitectura de vanguardia, lo que nos interesa es generar arquitectura responsable con el contexto, el medio ambiente, la sociedad, la cultura, los presupuestos y los clientes.   www.bunkerarquitectura.com   Bunker Arquitectura es un despacho fundado en 2005 por Esteban Suárez que se enfoca en la continua investigación, en la búsqueda de nuevas tecnologías y en la constante experimentación. Algunos de sus proyectos son el Hookah Lounge Satélite, Filadelfia Corporate Suites en la colonia Nápoles, La Estancia Chapel y el rediseño de las galerías del Polyforum Siqueiros, entre otros.




Edición 64
¡GLOCAL estrena revista digital! Con la calidad de siempre, preparamos para ti una edición muy especial: el Premio Noldi Schreck 2021. En este número, SIN COSTO por introducción, descubrirás a los ganadores de las distintas categorías y conocerás la selección del editor, que consta de más de 80 proyectos; todos ellos, destacados en arquitectura, diseño e interiorismo.