23 julio 2019

Tory Burch, excentricidad y arte moderno

La temporada otoño-invierno de Tory Burch se presenta con toques de historia en honor a un icono del arte moderno: la Black Mountain College.

Por: Redacción

Fotos: Cortesía

La firma estadounidense Tory Burch lanza su colección otoño-invierno 2019 inspirada en el Black Mountain College, un espacio conocido por sus ideas revolucionarias en el campo del arte moderno, cuyo legado vanguardista se hace presente en muchos ámbitos, incluyendo el de la moda.

 

 

Black Mountain College fue fundada en 1933 dentro de un pequeño pueblo en Carolina del Norte. Sus valores liberales y metodología de enseñanza rápidamente la hicieron destacar de otros centros de aprendizaje; no había horarios estructurados o calificaciones, todo se regía por medio de los docentes quienes entregaban completamente la autonomía de su aprendizaje a los estudiantes, alentándolos a desarrollarse como individuos.

 

 

“Nuestra colección Otoño/Invierno 2019 está inspirada en Black Mountain College, conocido por su enfoque poco convencional de la educación y por dar forma a la trayectoria del arte moderno en Estados Unidos. Esta temporada es una mezcla de clásicos renovados: estampados florales, rayas gráficas, materiales para hombres y siluetas románticas. Hay una excentricidad moderna en los flecos crudos, volantes exagerados, pliegues de cuchillos, joyas de cristal tallado, bolsas deconstruidas y botas afiladas.”

Tory Burch.  

 

La marca retoma estos valores y el espíritu de la institución a través de piezas con colores brillantes y estampados que mezclan fotografías de archivos, ilustraciones extravagantes y siluetas con movimientos.

 

toryburch.com

 




Edición 52
En nuestra portada para suscriptores: La fuerza de la 'Inteligencia Colectiva': Gensler, presentado por Guardian Glass México | Portada Macrotendencias: NeoCon 2019 | Lo mejor de NeoCon | Especial fachadas arquitectónicas | Entrevistas: Barber & Osgerby, Joseph White de Herman Miller Group, Luke Pearson de PearsonLloyd para Andreu World, David Galullo de Rapt Studio y Konstantin Grcic.