02 febrero 2016

The Fat Pig | Michaelis Boyd

El primer proyecto del estudio de diseño y arquitectura Michaelis Boyd en Hong Kong fue terminado recientemente, se trata del restaurante The Fat Pig, creado por el chef Tom Aikens, con quien el estudio ya había desarrollado restaurantes en Londres, Dubai y Estambul.

Por: Texto redacción | Fotografia Edmon Leong cortesía de Michaelis Boyd

La firma londinense Michaelis Boyd, fundada en 1995 por Alex Michaelis y Tim Boyd, completó el diseño de The Fat Pig, un restaurante creado por el chef Tom Aikens. The Fat Pig se encuentra en el piso 11 del desarrollo Times Square en el corazón de Causeway Bay en Hong Kong.

Para el desarrollo del restaurante, Michaelis Boyd conceptualizó la comida casual de base a punta a través del uso de materiales primarios y un plan de diseño abierto. Inspirado en la cultura local, el restaurante ha sido creado para celebrar la convivencia familiar en el comedor. Haciendo referencia a la propia ciudad, que cuenta con detalles llamativos en neón inspirados en la rica historia de la desaparición de la señalética icónica de la ciudad.

El espacio de 6350 pies cuadrados se ha dividido en tres áreas distintas: una microcervecería, zona de bar y comedor principal. Los pisos y mueble de roble, en el salón dedicado a la cerveza están inspirados en las tabernas tradicionales, creando una zona de entrada atractiva. Los letreros de neón anuncian que el restaurante aún tiene más atracciones.

El bar está creado a partir de yeso pigmentado, con un esmalte en la barra de tragos. La barra se vuelve un punto focal por el uso de espejos y por las luces colocadas con especial cuidado. La iluminación y los muebles hechos especialmente para el proyecto se han fabricado en latón, madera de roble, mármol y vidrio soplado. El cálido ambiente creado por el techo esmeralda se complementa con los azules profundos presentes en la carpintería. Los azulejos esmaltados ayudan a magnificar el impacto de los diferentes letreros de neón.

El comedor ha sido diseñado como una parte transparente del proyecto, lo que permite a los comensales ver todo el espacio, incluyendo la cocina abierta. Los espejos y azulejos que rodean el comedor principal crean un entorno espectacular.

Michaelis Boyd colaboró con proveedores locales para crear una serie de características de iluminación únicas, utilizando pantallas de vidrio soplado con tubería de cobre. Un gabinete negro se extiende a lo largo de la pared del fondo del espacio, inspirado en los armarios de boticario tradicional oriental, como una manera sutil para ocultar los elementos de almacenamiento y proporcionar una estación de trabajo práctica para el restaurante.




Edición 64
¡GLOCAL estrena revista digital! Con la calidad de siempre, preparamos para ti una edición muy especial: el Premio Noldi Schreck 2021. En este número, SIN COSTO por introducción, descubrirás a los ganadores de las distintas categorías y conocerás la selección del editor, que consta de más de 80 proyectos; todos ellos, destacados en arquitectura, diseño e interiorismo.