03 mayo 2018

Shangri-La Hotel

Con más de 100 propiedades en Asia Pacífico, Europa, Norteamérica y Medio Oriente, en esta cadena hotelera se disfruta del lujo para reconfortar el espíritu.

Por: Fotos: Cortesía

En la obra Horizonte Perdido, James Hilton describe un destino utópico en el lejano Oriente. Este mítico lugar, fruto de la imaginación, se ha vuelto una realidad en varias capitales del mundo y en los destinos más exuberantes bajo el emblema Shangri-La.

En este grupo de hoteles y resorts de lujo, la expectativa del huésped es superada gracias a las inigualables experiencias que provee la hospitalidad. Este concepto retoma las tradiciones orientales del servicio y encuentra sus pilares en los principios de la generosidad y la absoluta dedicación. La arquitectura e interiorismo de estos verdaderos santuarios invitan a que los visitantes deleiten sus sentidos rodeados por la más profunda serenidad en cada una de sus suites, degusten de la alta gastronomía de sus restaurantes y se consientan los tratamientos punta de sus spas.

Shangri-La es reconocido en todo el mundo y por sus magníficas propiedades, que armonizan perfectamente los intereses de los viajeros, desde el turismo, los negocios y hasta el entretenimiento, en un ambiente de sofisticada sencillez y confort. Ejemplo de ello son sus hoteles en las principales capitales, como París, Londres, Toronto o Shanghái.

En la Ciudad Luz, Shangri-La se ubica en l’Avenue d’Iéna, en la que fue casa del príncipe Roland Bonaparte, sobrino nieto de Napoleón Bonaparte. La edificación histórica, flanqueada por el Sena, la Torre Eiffel y las Avenue Montaigne y Avenue George V, es la muestra del lujo parisino y el sutil mix de toques asiáticos, que son representados por la gastronomía del único restaurante de cocina cantonesa, en toda la Île-de-France, que ostenta una estrella Michelin, el Shang Palace.

En Toronto, la metrópoli más grande de Canadá, Shangri-La se encuentra en el corazón del distrito financiero y a unos pasos de los centros de la actividad cultural. En sus habitaciones, los visitantes pueden experimentar el confort absoluto y una atmósfera minimalista, que mezcla tonos neutros y materiales naturales. Desde su lobby, de interiorismo contemporáneo, la sensación que provee es completamente etérea.

En Londres, Shangri-La recrea un oasis entre los pisos 34 y 52 del edificio The Shard, el icónico proyecto arquitectónico de Renzo Piano que ofrece inigualables vistas del Támesis. Esta propiedad, diseñada para los viajeros de negocios, incorpora tradiciones ancestrales de Asia, como la del té en su restaurante TING, donde disfrutar de los atardeceres londinenses se convierte en un recuerdo imborrable.

En el eje financiero de Jing An, en Shanghái, la propiedad de Shangri-La es un verdadero statement, pues cuenta con más de 502 habitaciones, distribuidas en los 29 pisos superiores de una torre de 60 pisos. En este espacio, el concepto de hospitalidad adquiere una nueva dimensión por lo superlativo de sus servicios, instalaciones y amenidades.

En Shangri-La, las experiencias también están presentes en exuberantes destinos, como en Maldivas, donde su Resort de 132 villas, en la isla Villingili, está rodeado por arrecifes de coral. Este refugio para apartarse del caos citadino no sólo ofrece servicios personalizados para cumplir todos los requerimientos del huésped, también posee el único campo de golf de las islas y cuenta con una terminal ejecutiva en el aeropuerto internacional de Gan.




Edición 77 | Especial: Salone del Mobile Milano 2024
Nuestra nueva edición impresa reúne a algunos de los agentes más importantes en las escencas nacionales del interiorismo y la arquitectura. —Presentamos «Especial: Casas de los Arquitectos», donde dialogamos sobre espacios acogedores y versátiles con Manuel Cervantes, Juan Pablo Serrano, Denisse Velázquez, Augusto Fernández, Mauricio Ceballos, Rafael Sama y Masquespacio. —Además presentamos las instalaciones y nuevos productos que trajo consigo la última edición del Salone del Mobile Milano 2024.