23 mayo 2017

Residencial | Casa Kalyvas, de Di Frenna Arquitectos

La idea principal fue crear momentos más íntimos que se encontraran en equilibrio con las grandes vistas a su entorno.

Por: Fotos: Oscar Hernández

Por GLOCAL

Volúmenes explotados crean la distribución de los espacios y el ambiente de Casa Kalyvas en un terreno de 900 m2. Este manejo volumétrico crea 5 fachadas compuestas por elementos de concreto enduelado, piedra de la región, madera de parota y anillos de vigas de acero que rodean la obra uniendo los volúmenes arquitectónicos.

La idea principal fue la de crear momentos más íntimos que se encontraran en equilibrio con las grandes vistas a su entorno.

Casa Kalyvas se integra completamente en su entorno que esta localizado en un único condominio que respeta más de 200 árboles de Parota en la ciudad de Colima, contando con un micro clima y un arroyo, quedando completamente envuelta por esta vegetación, aprovechándola en todos los sentidos.

Kalyvas no termina con los límites físicos de su propiedad, sino más bien en el límite exterior del entorno, la mayoría de veces verde, y en algunas temporadas del año de las inmensas ramas de las Parotas que crean un juego de luces y sombras cambiantes dentro de todos los espacios interiores y exteriores. Convirtiéndose en enormes celosías que dan frescura a la vivienda, además de ser el árbol emblemático

de Colima.

La geometría en volúmenes de formas muy rectas que se genera entre los elementos arquitectónicos permite dar diferentes vistas y generando ambientes únicos con ayuda de los diferentes jardines interiores, dejándonos espacios abiertos, iluminados pero a la vez muy privados.

La calidez de la madera, del mismo árbol de Parota, tiene como fin una enorme presencia sobre los materiales más sobrios y fríos como lo son el concreto, el acero y la piedra.

La complejidad del correcto manejo del concreto, además de la unión de las lozas con el anillo perimetral de vigas de acero, la inigualable mano de obra artesanal mexicana para el detallado trabajo del concreto natural y el acomodo de la piedra fueron fundamentales para Casa Kalyvas.

Una obra algo compleja por sus acabados, desde los muros colados en terminación concreto aparente enduelado (realizados de forma artesanal), como el uso de la estructura mixta conectando anillos de acero aparente en lozas a muros. Creando firmes y lozas voladas da a esta obra un mayor interés y cuestionamiento constructivo.

El patio central esta destinado a la alberca y área de convivencia, siendo este el corazón de la vivienda. Creando una terraza rodeada por vegetación y una gran ceiba que atraviesa la misma, escuchando el relajante sonido de la fuente en conjunto de todo su entorno.

Los jardines forman parte fundamental del proyecto, creando diversas atmosferas en cada uno de los espacios, dejando esa sensación de frescura.

La planta alta fue destinada a las habitaciones, dejando la recámara principal muy privada al unirla con un puente de madera que cruza la doble altura. Otorgando a cada habitación su propia terraza para disfrutar del entorno del condominio, su micro colima, ecosistema amaneceres y atardeceres. De esta manera logramos separar el área social que se encuentra en la planta baja.

La terraza de la recámara principal cuenta con una colección de diversos tipos de cactáceas y suculentas contrastando de manera muy sobria sobre los elementos de concreto, acero y piedra.

Los volúmenes por los que está compuesta Casa Kalyvas crean canales de viento y frescura, abusando de ellos por la orientación que se le dio y la ubicación de los vanos que permiten la entrada de estos mismos. El concepto principal es el de vivir en el exterior, teniendo un espacio único sin necesidad de divisiones por muros.




Edición 54
Edición 9° Aniversario | En la portada exclusiva para suscriptores: Homenaje a la Trayectoria: Mario Schjetnan | Portada Macrotendencias: Design House 2019 - Radio Glocal | Especial: Ganadores del Premio Noldi Schreck 2019 | Especial del Mes del Diseño en CDMX | Entrevistas: Michael Anastassiades; Frida Escobedo, Luna Paiva y Milena Muzquiz para Salvatore Ferragamo.