04 mayo 2018

Rathbone Square | Make Architects

De antiguas oficinas a urbanización de uso mixto, así se transformó un edificio de oficinas de clasificación en Londres que ahora cuenta con un jardín y espacios públicos.

Por: Fotos: Cortesía

Una antigua oficina de clasificación de Royal Mail, justo al lado de la calle Oxford de Londres, se transformó en una urbanización de uso mixto de alta calidad con un nuevo jardín de acceso público, diseñado por Make Architects.

Pensado como oficina de clasificación en 1951, el sitio era antes inaccesible al público cuando fue comprado por el promotor londinense Great Portland Estates plc (GPE). Ahora, dos bloques en forma de L que van de seis a nueve pisos rodean un jardín que ocupa el 20% de las instalaciones.

Desde el principio, el despacho trabajó con Publica para coreografiar las rutas y conexiones, y con Gustafson Porter + Bowman para diseñar la plaza del jardín. El jardín da una sensación de descubrimiento típica de Fitzrovia, y proporciona un oasis lejos del bullicio de Oxford Street en Londres.

Las rutas a través del esquema varían: algunas son amplias y abiertas al cielo, entrando a través de puertas de bronce patinadas diseñadas por Robert Orchardson y serpenteando a través del jardín, mientras que otras son cubiertas y menos obvias, con pasadizos de cerámica vidriada verde jade que evocan el precedente del Pasaje Newman del siglo XVIII. Aquí el detalle de la nariz de toro y el acabado de esmalte crujiente encapsulan el alto nivel de detalle y acabado que ha entrado en el proyecto.

Las proporciones de estos pasillos también varían: uno es más estrecho, con un puente de vidrio que conecta los elementos residenciales al norte y al oeste del sitio, mientras que el otro es más ancho. Los arcos cerámicos están salpicados de ventanas que permiten vislumbrar los comercios que se encuentran detrás.

El edificio y los recorridos fueron diseñados como telón de fondo del jardín, con ladrillos cerámicos vidriados que reflejan los colores y las estaciones, y los pasadizos que dan una idea de la experiencia sensorial que se vive más allá y proporcionan una mayor sensación de llegada.

El jardín de 1.800 m2 complementa la arquitectura con una serie de espacios que incluyen una rica paleta de plantas, elementos acuáticos y asientos públicos. Un césped central está enmarcado por árboles semi-maduros, arbustos y plantación. El césped se eleva suavemente hacia un banco curvo de madera táctil que separa el césped de la plantación, su color oscuro contrasta con la plantación y la piedra que lo rodea.

Ladrillos, cerámicas y metales especiales forman la paleta de materiales, que resalta la riqueza de detalles de la zona. Es en gran medida monocromático, lo que favorece la suavidad y limpieza de las líneas y permite que el jardín y los pasillos de color verde jade sean la característica principal.

Los elementos de fachada tienen un ladrillo caravista de tono similar pero sin el acabado vidriado de los ladrillos caravista interiores. Las proporciones de los ladrillos son más largas que la media, con juntas de mortero horizontales empotradas, mientras que la junta vertical está a ras para enfatizar la fuerte sensación de horizontalidad de los materiales. Los pisos superiores se alejan de la línea de la calle y están revestidos de aluminio anodizado bronce oscuro. Esto se derrama para proporcionar una distinción material que divide y conecta los diferentes usos.

Los materiales y sus proporciones han sido seleccionados para expresar los usos del edificio. La escala del elemento comercial, alquilado íntegramente a Facebook para su sede central en el Reino Unido, es mucho mayor, con grandes ventanales lineales y paneles de acero inoxidable con salpicaduras en todo el ancho.

Por el contrario, el elemento residencial tiene un tamaño de acristalamiento más apropiado, y es mucho más táctil y juguetón. Las cerámicas son de color claro; algunas son hechas a mano, otras prensadas y otras extruidas para dar una variedad de acabados, reflejos y sombras, pero cada una sirve para mostrar un cierto nivel de detalle y calidad.

Hay 160 apartamentos en total, con 50 tipos diferentes para minimizar la repetición y añadir una sensación de singularidad. Los apartamentos tienen su propio espacio exterior, ya sea un balcón o una terraza, que se expresan con una balaustrada de cristal crujiente en los niveles superiores o con balcones de cerámica laminados, nervados, con husillos de acero y barandillas de madera artesanal.




Edición 73 | «El interior que nos construye» | Pedre
Nuestra nueva edición impresa reúne a algunos de los agentes más importantes en las escencas nacionales del interiorismo y la arquitectura. —En alianza con Comex presentamos «El interior que nos construye», donde dialogamos sobre color, interiorismo y arquitectura con Vertebral, Paola Calzada, Cladia Grajales, Ricardo Casas, Beatriz Peschard, Claudina Flores y Kalika Mikel. —Además presentamos Pedre, el nuevo proyecto de Jsa y MTA+V,