01 septiembre 2016

Luis Barragán | Los Clubes

Una de sus obras con huella indiscutible, la expresión de la libertad y la firma del agua. Inspirado por su pasión a la equitación, en el fraccionamiento Los clubes en Atizapán, Estado de México.

Por: Texto redacción

Los Clubes está conformado por las caballerizas Cuadra San Cristóbal y la Casa Egerstrom, en Atizapán, Estado de México. Un lugar ideado para los amantes de la equitación, con la creación de la Fuente de los amantes, cuando Barragán rebasaba los 60 años de edad.

Terminado en 1969, Los Clubes se convirtió en una de sus obras más representativas por su característica línea geométrica, el color vibrante y el peculiar uso del agua. La Fuente, uno de los espacios destinados para los caballos y sus jinetes, estaba pensado para ser un espacio público y bebedero para los animales.

Con la libertad de proyectar en una propiedad propia, también fue el promotor inmobiliario para el lugar, que, para independizarse de los clientes, hizo su propia firma. Enmarcado por un muro rosa, se tenía el acceso lateral de los equinos, seguido por la pileta donde reposa el agua hasta encontrarse con el acueducto.

Las caballerizas, denominadas la Cuadra San Cristóbal, está dispuesto a 80 metros de la fuente, con una unidad formal y estética que deja ver la naturaleza de su composición y los materiales. Un juego entre tonalidades rosas, edificaciones abstractas y líneas marcadas que se rompen con las sombras.

Muestra de una obra —entre otras tantas que realizó durante su carrera—, que no sufrió el paso inexorable del tiempo o ante el más mínimo menoscabo. Una arquitectura con rasgos fuertes y a la vez íntimos, abrigados por la luz, el color y el sonido del agua.




Edición 49
Los nuevos espacios de las ciudades modernas: Legorreta | Lo mejor de Design Miami/, talentos emergentes de Maison&Objet y mexicanos destacados en arquitectura y diseño: Fernando Laposse, Daniel Romero, Jorge Gracia, Moisés Hernández, Verónica González Zavala, Iker Ortíz, Alejandro Tapia, Fundamental, Regina Pozo y Héctor Barroso.