30 noviembre 2017

La tierra de los ancestros

Este año Millesime, nos presenta “Earth”, con la majestuosa cultura gastronómica de diferentes latitudes siendo todas un referente y reflejo de las cocinas del mundo.

Por: Adán Cárabes, EDAA, Lorena Vieyra, Faci Leboreiro.

Texto Glocal

| Interiorismo |

Millesime México celebra su VII edición contando con el diseño y las obras originales de artistas internacionales, además de la presencia de más de 30 figuras de la alta cocina mexicana y de otros países. De este modo Millesime México se convierte en un paraíso con lo mejor de la gastronomía, arte y arquitectura.

Los ancestros

Fotografía: Diego Padilla.

Dentro de esta edición se encuentra Milpa, diseñada por Adán Cárabes, que se basa en la unión ancestral entre Asia y América, “nuestros ancestros caminaron durante décadas para poblar América desde tierras lejanas como Mongolia, China, y Siberia. Fuertes corrientes arquitectónicas, cosmogónicas, usos y costumbres de nuestros ancestros provienen de ahí; el chamanismo, el culto al sol y sobre todo el respeto y exaltación a la Madre Tierra traducida por los Mexicas como Coatlicue.”

Fotografía: Diego Padilla.

Con sus muros patinados por el tiempo, los comales lámpara que emula el Enso Japonés, el sol naciente y todos los elementos hacen que la mezcla de ambas culturas se siente en Milpa.

Fotografía: Diego Padilla.

De esta manera nos dan la bienvenida al interior de México, a Cuatlicue, al Wabi Sabi, a la esencia de la Madre Tierra y de sus deliciosos frutos transformados por los Maestros del Paladar Universal.

En la mesa con Rapitae

Fotografía:Onnis Luque y Yupica.

Uno de los arquitectos seleccionados este año es Luis Arturo García fundador de EDAA, en esta ocasión ha diseñado el restaurante efímero “En la mesa con Rapitae”.

Fotografía:Onnis Luque y Yupica.

“Rapitae busca generar una experiencia del espacio y su relación con el tiempo, es una reflexión sobre las distancias que se condensan la experiencia del observador” – Yupica- artista visual.

Fotografía:Onnis Luque y Yupica.

El concepto de “En la mesa con Rapitae” se remonta a lo más elemental de la civilización: el alimento como materia prima. Así como el artista visual Yupica extrapola el alimento al campo del arte, que se trasciende al convertir el alimento básico en experiencias, trasladando sus cargas simbólica.

No sólo se diseñó un restaurante sino se creó un espacio común para el deleite visual, en donde el arte culinario, el lumínico y el sonoro son los protagonistas.

De regreso a la tierra

Fotografía: LGM Studio.

Dentro de los proyectos también se encuentra participando por segunda ocasión Lorena Vieyra, con Nidah, un refugio creado de elementos naturales, una atmósfera que nos abraza y nos recuerda el centro, donde todo empieza y todo acaba. Es un espacio que integra el exterior con el interior, un espacio que se fusiona con la naturaleza, las ramas, los árboles, la piedra y el arte en su estado más puro.

Los muros crean una atmósfera con textura rugosa que resalta los elementos contenidos en el interior del espacio. Al fondo encontramos un lambrín de madera que funge como remate visual y enmarca una pieza de Emilio García Plascencia.

Fotografía: LGM Studio.

Al entrar a NIDAH, el espacio nos recibe con una raíz, que funciona como barrera visual, creando expectativa para entrar y experimentar el espacio interior. La raíz, elemento protagónico, que enmarca una fracción del espacio. En esta composición visual, la iluminación es elemento clave. Los plafones cuentan bombillas suspendidas a diferentes alturas sobre las mesas, concentrando la atención al interior.

Uno de los muros del acceso, nos recibe con otra pieza de Emilio García Plascecia. A la izquierda encontramos un elemento de placa imponente por su materialidad y sus dimensiones al mismo tiempo funciona como barrera visual, percibimos lo que hay detrás pero no por completamente, se viste de elementos naturales que parecieran brotar del mismo. En otro de los muros encontramos una celosía conformada por blocks de tierra compactada con fibra de coco, los cuales por medio su juego y acomodo, aportan una percepción 3D al espacio. Este tipo de celosía natural, brota del piso y se construye al infinito con la idea de crear un juego de luces y sombras, creando un patrón lleno de textura y personalidad

Fotografía: LGM Studio.

En los muros perimetrales, se emplea una barrera natural, conformada de biombos de madera, únicos en su tipo. Estas piezas se entrelazan como bloques contienen el espacio. Este elemento unifica los planos espaciales. Finalmente, NIDAH se vuelve sinónimo de origen, ese centro cargado de energía que da lugar a un restaurante efímero, escenario natural con música para aquellos que escuchan.

Del legado Maya

Fotogrfía: Jaime Navarro

Inspirado en la tradición y la cosmogonía prehispánica de nuestra cultura mexicana, Faci Leboreiro logra Kaban –tierra en maya– representa nuestras raíces y nuestro legado.

Musicalizado por el retumbe de los tambores y suaves poemas en náhuatl para guiar al comensal hacia el restaurante, el acceso es enmarcado por la celosía de mecate de henequén que se desdobla en el plafón, creando un pasillo rematado con la escultura de Carlos García Noriega. Inspirado por el tejido de un rebozo, las mesas se abrazan por la textura
de los muros y una banda perimetral de laca color tierra perforada por símbolos mayas.

Fotogrfía: Jaime Navarro

El plafón de costales da una escala íntima al espacio, reforzando la presencia de la tierra en el restaurante junto con las lámparas de hilo vinílico de David Pompa. Para resaltar los frutos que da nuestra tierra se combinó mantelería de lino con mesas de parota, decoradas por arreglos florales con barro, liquen y vegetales autóctonos diseñados por Martha Sophia.

Kaban es un espacio para sentirse orgulloso de nuestras raíces, nuestro pasado y nuestras tradiciones prehispánicas. Los materiales, la simbología y todos sus detalles están pensados para mostrar el encanto y la magia de nuestro maravilloso México.

Fotogrfía: Jaime Navarro

De esta manera Millesime México, logra cautivarnos con la tierra ancestral, rústica, milenaria y maternal, en su VII edición.




Edición 64
¡GLOCAL estrena revista digital! Con la calidad de siempre, preparamos para ti una edición muy especial: el Premio Noldi Schreck 2021. En este número, SIN COSTO por introducción, descubrirás a los ganadores de las distintas categorías y conocerás la selección del editor, que consta de más de 80 proyectos; todos ellos, destacados en arquitectura, diseño e interiorismo.