23 febrero 2018

La sensación de pertenecer a la tierra

En el Cerro del Tepozteco, la vegetación crece sobre los bordes de una casa unifamiliar que parece haber surgido de la superficie por la piedra volcánica y el adobe usados en su construcción, es ese sello de pertenencia lo que hace que Casa Mozoquila sea única.

Por: Fotos: Jaime Navarro

| Arquitectura |

Ubicada a los pies del Cerro del Tepozteco en el estado de Morelos, se encuentra una casa unifamiliar de dos volúmenes que se conectan por un puente y está construida sobre un terreno de 402 m2.

Casa Mozoquila, la obra de la arquitecta Lorena Vieyra en colaboración con Valeria Llanos y Carlos Trujillo, incorpora la participación de Piacere y Entorno, con la idea de formar la sinergia perfecta. En un principio, la ejecución del proyecto se pensó en función de su entorno natural en donde la vegetación endé­mica fue recuperada para integrar el paisajismo autóctono de la casa.

Para dar carácter propio e identidad se usaron materiales locales en los aca­bados de la residencia, así apreciamos la rudeza de la piedra volcánica y el adobe rico en texturas, prefabricado localmente para las estructuras. De este modo, la casa parece haber nacido natural­mente de su entorno.

Los dos cuerpos construidos están pensados para que sus funciones respondan a un programa arquitectónico que consiste básicamente en tres recámaras y un área social. La parte construida con piedra volcánica es donde se encuentran las áreas públicas como sala-comedor, lavandería, patio de tendido y un medio baño.

Se separa físicamente del otro volumen construido en adobe, donde se encuentran las tres recámaras completas con baño y vestidor. Unificando este conjunto está el puente-terraza que une a los dos cuerpos con relación visual y geométrica a una alberca del mismo material, la cual está colocada a 50 centímetros sobre el nivel del terreno de forma excepcional.

Esta ‘flotación’ intencional es para que la vegetación crezca debajo de los bordes y dé la sensación de ‘perte­necer’ a la tierra. El mayor reto del proyecto fue encontrar la mejor disposición de las recámaras procurando que éstas conservaran la mayor privacidad; por eso, fueron orientadas al sur, con jardines privados circundantes y con vistas al Cerro del Tepozteco, lo que realza el discurso de los residentes naturales: los materiales locales.




Edición 64
¡GLOCAL estrena revista digital! Con la calidad de siempre, preparamos para ti una edición muy especial: el Premio Noldi Schreck 2021. En este número, SIN COSTO por introducción, descubrirás a los ganadores de las distintas categorías y conocerás la selección del editor, que consta de más de 80 proyectos; todos ellos, destacados en arquitectura, diseño e interiorismo.