03 julio 2020

Juego de sólidos prismáticos

Corporativo Qúbica Lomas consigue ofrecer espacios de calidad y eficiencia para pequeños residentes de alto nivel, cuyo crecimiento exige migrar a un edificio de características adecuadas a sus necesidades.

Por: Redacción

Fotos: Agustín Garza

Localizado en la parte baja de las Lomas de Chapultepec, el Corporativo Qúbica Lomas brota al hacer una remembranza al volcán, correspondiente con el nombre de la calle donde se ubica el proyecto; a la lava volcánica solidificada después de una erupción, dando lugar a un edificio de carácter escultórico con base en la configuración de un juego de sólidos prismáticos que surgen al descomponer un bloque rectangular de obsidiana, piedra emblemática de México, en volúmenes de granito y cristal negros.

 

 

Dada la vocación de la zona, la cual se ha venido transformado de una exclusiva colonia residencial a un valorado sector de usos mixtos con edificios corporativos de mediano tamaño, la relación con el peatón cobra gran importancia. En este sentido, el proyecto –desarrollado por Colonnier Arquitectos– apuesta por un patio inglés, el cual permite que el edificio irrumpa desde la profundidad, estableciendo una relación visual con el transeúnte, armonizada con un paisajismo exuberante, en contraposición a los volúmenes prismáticos de la mediana torre.

 

El proyecto logra sacar ventaja de las restricciones en altura, la condición de esquina, la ligera inclinación de la topografía y el tamaño moderado del predio, logrando una planta mediana con núcleo central, desarrollada a lo largo de seis sótanos, dos niveles de usos mixtos, seis niveles de oficinas y una azotea habitable.

 

 

La oferta espacial para el usuario del corporativo trasciende las tradicionales formas de trabajar en edificios herméticos. Gracias a la mediana proporción de la huella de la planta y la configuración de su núcleo, cada nivel podrá contar con terrazas privadas en la principal esquina del edificio, de tal manera que la proximidad con el aire libre y algún espacio de esparcimiento siempre será accesible. Dicha condición se manifiesta en la azotea habitable del edificio, otorgando a los usuarios un espacio dinámico para realizar actividades de descanso o complementarias al trabajo, con condiciones paisajísticas excepcionales.

 

Los interiores del corporativo refuerzan el carácter sobrio del exterior, con una paleta de materiales neutrales, sobrios y monocromáticos, los cuales permiten establecer una constante relación entre el interior y el exterior gracias a la predominante transparencia de la torre, en contraposición al carácter macizo de su apariencia exterior.

 

colonnierarquitectos.com

 



Design Films


Edición 57
GLR Arquitectos: La búsqueda del refinamiento | The New Normal, ser voz y eco | Ferias de diseño: adaptación con talento y creatividad | Actuales: Table, Tori Tori; Showroom, Casa Quieta; Host, Hotel Tepoztlán | Autos: Seat Ateca | Cromático: Lara Hnos. | Luminaria: Ula Light | Taller: Namuh | Diseño + Ciudad: Centro Cultural Mexiquense | Su Espacio: Rosa Agraz y Alejandro Solís, urbanidad entre calles empedradas | Residenciales: Casa MM, Casa Valle, Casa Bautista, Casa del Agua y Casa Cedros.