07 agosto 2018

Green Grass Puebla | Taller David Dana

Taller David Dana acondicionó un restaurante para la cadena Green Grass recurriendo a simbología que remite a los elementos gastronómicos utilizados en sus platillos.

Por: Redacción

Fotos: Alessandro Bo

Green Grass consiste en un espacio dentro del área de comida del centro comercial Parque Puebla y fue diseñado con el propósito de crear una marca contemporánea de alto impacto. El proyecto de 31 m2 de construcción corrió a cargo del Taller David Dana.

 

El concepto y aplicación de lenguaje arquitectónico nace de la abstracción de elementos orgánicos traducidos a la contemporaneidad con el objetivo de conformar un juego de elementos visuales que detallan la composición del espacio.

En un nivel funcional el conjunto se divide en dos secciones; por un lado, se encuentra el área operativa, oculta a la vista de compradores y comensales. Aquí el diseño hizo énfasis en asegurar una organización interna efectiva a través de la distribución del equipamiento y generar espacios de circulación que permitan brindar un buen servicio. Por su parte, el área de venta se destaca por mantener los acentos arquitectónicos que definen la identidad corporativa de Green Grass, estos pueden ser apreciados a través del breve recorrido que efectúan los compradores.

Remitiendo al proceso de la preparación de los alimentos, se diseñó la estructura circular que recibe a los clientes, cuya construcción en concreto es acompañada de luces neón y un lambrín del mismo material en el fondo que visualmente lo vuelven atractivo.

La geometría que compone la iluminación suspendida toma su forma a partir de los rizomas identificables en algunas raíces y brotes herbáceos cuyas formas se distribuyen en direcciones que cubren diferentes puntos en el espacio. Para este efecto se optó por la madera, que acompañada de las luces, genera diferentes tonos que resultan con la finalidad de otorgarle dinamismo visual contrastante con el carácter rígido del concreto.

El remate es apreciable en el muro donde se entregan los alimentos y consiste en una serie de puntos que generan una retícula cuya peculiaridad consiste en conformar un diagrama que relaciona diferentes ingredientes presentes en el menú.

El esquema retoma a su vez la forma de un circuito que puede ser apreciable desde sus elementos a nivel individual así como de forma general.




Edición 50
En portada exclusiva para suscriptores: Vieyra Arquitectos: Aprendizaje continuo | Portada Macrotendencias: Realidad y Perspectiva, diseño por Jimena Fernández, Directora de Diseño en spAce para Firenze | Preview del Salone del Mobile 2019 | Especial de color | Tendencias en mobiliario para exteriores