31 octubre 2019

Folklore, vida y muerte

El Día de Muertos es una de las celebraciones más importantes en México. Una tradición de origen prehispánico que honra a los difuntos.

Por: Redacción

Fotos: Jordi Cueto-Felgueroso Arocha

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, la celebración tradicional de Día de Muertos es una festividad mexicana que tiene lugar los días 1 y 2 de noviembre y está vinculada a la tradición católica en la que se conmemora el Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos. Históricamente, se tienen registros de rituales mexicas, mayas, purépechas y totonacas que indican el inicio de esta tradición, misma que ha sido retomada por algunos países de América Latina.

 

 

Desde su origen, en la época prehispánica, los altares, denominados tzomplantli, han sido un elemento fundamental dedicado a las almas de los difuntos que regresan del inframundo para convivir con sus familiares. A través de sus ofrendas, la familia honra a sus seres queridos y, por algunos días al año, se comunica con ellos.

 

La ofrenda es quizás, el símbolo inequívoco de esta celebración, mismo que se retoma de distintas maneras según la zona del país pero que, en general, contiene los mismos elementos: aromas como la resina de copal y el incienso; arcos que simbolizan la puerta de entrada al mundo de los muertos; papel picado que proviene de los aztecas, quienes utilizaban papel amate para representar el viento en los altares; velas y cirios que simbolizan la luz que guía a las almas; el agua que calma la sed del espíritu; las flores de ornato; la comida; los objetos personales y las calaveritas de azúcar y chocolate.

 

 

Dentro de la basta combinación de tradiciones locales y culturas, regiones de México como Janitzio y Mixquic han adquirido especial relevancia por su colorida celebración, misma que conserva rituales muy cercanos a los que se llevaban a cabo en las primeras civilizaciones.

 

San Andrés Mixquic es uno de los lugares más hermosos para vivir de cerca esta festividad. El 1° de noviembre, la celebración comienza con un cortejo fúnebre escenificado que se acompaña de mariachis, una viuda y un ataúd que recorren las calles haciendo bromas recurrentes y llenando de alegría el festejo. El 2 de noviembre se realiza la “Alumbrada”, un evento donde la gente visita el panteón municipal para convivir con sus muertos, adornando las tumbas con flores y velas y comiendo en familia, acompañando a sus seres queridos.

 




Edición 54
Edición 9° Aniversario | En la portada exclusiva para suscriptores: Homenaje a la Trayectoria: Mario Schjetnan | Portada Macrotendencias: Design House 2019 - Radio Glocal | Especial: Ganadores del Premio Noldi Schreck 2019 | Especial del Mes del Diseño en CDMX | Entrevistas: Michael Anastassiades; Frida Escobedo, Luna Paiva y Milena Muzquiz para Salvatore Ferragamo.