15 febrero 2021

Entre realidad e ilusión: Classic Leather Tabi Bianchetto

Maison Margiela y Reebok presentan el lanzamiento de los Classic Leather Tabi Bianchetto; el nuevo modelo que ya está en existencia a nivel global es una colaboración entre ambas familias..

Por: Redacción

Fotos: Cortesía de Maison Margiela y Reebok

Basándose en los códigos creativos desarrollados por el director John Galliano, expresa las principales características de identidad de la casa de moda francesa a través de uno de los modelos más icónicos de Reebok: Classic Leather.

 

Los Classic Leather Tabi une dos íconos en uno solo. Maison Margiela creó el modelo Tabi en 1988, con su reconocible punta dividida en dos y la huella tan característica que deja al pisar; este modelo representa la filosofía de diseño disruptivo clave para la casa de moda, y a la vez, evoca la dicotomía entre realidad e ilusión.

Los Classic Leather son un modelo de running excepcional creado en 1983. Este es uno de los diseñoas más reconocidos y vendidos de Reebok. Los Classic Leather han sido completamente rediseñados para adaptarse a la puntera dividida de los Tabi.

 

Este estilo ha sido creado en cuero de Napa sobre una suela de espuma EVA (suela más flexible y ligera que la de goma). Para la cubierta, se usó la técnica ‘Bianchetto’ característica de Maison Margiela: se trata de un revestimiento blanco pintado a mano sobre la base de cuero negro que deliberadamente se va desvaneciendo con el uso.

 

reebok.mx

maisonmargiela.com




Edición 60
LeNoir & Asoc: Sobriedad y templanza hecha edificio | Macrotendencias: Raw primario y preciosismo depurado | Premio Noldi Schreck 2020: Creatividad y arquitectura | Pisos y Porcelanatos: Realismo estético | Actuales: Table, Villa Azur; Host, Hotel Fiesta Americana SLP | Talento Nacional: Emma Gavaldón | Textil: Caralarga | Diseño + Tecnología: DAL–e, Hyundai Motor Group | Materia Prima: De donde nace la pieza del diseño | Residenciales: Casa Culiacán, Casa Kaleth, Hacienda Chicxulub, Casa Nómada, Casa Alpes y Casa Tres Cubiertas