09 septiembre 2018

ENAP | Oarquitectos

Por: Redacción

Fotos: Cortesía

La Empresa Nacional de Petróleos, ENAP, no solo ha cambió su logo e imagen gráfica, sino también su enfoque del negocio y la forma de trabajar, por lo que Oarquitectos estuvo a cargo del diseño de las nuevas oficinas para reflejar a la nueva ENAP. Una empresa que ya no es solo petrolera sino, una empresa de energía, una empresa renovada y con visión de futuro donde la sustentabilidad cumple un rol fundamental de su operación y en su relación con su entorno tanto interno como externo.

 

ENAP es una empresa muy singular en cuanto a la cultura y tradición que poseen. Han sido parte fundamental e histórica en el desarrollo de Chile, con un orgullo especial por sus inicios y la colonización que esto significo.

 

Como desafío de diseño, primero se planteó plasmar la nueva faceta de una empresa de energía, sustentable, democrática y austera. Como punto de partida y basado en lo que son, han sido y serán, es que se trabajo pensando en su historia y su futuro.

Como estructura general, cada piso tiene lo que se denominó “La Plaza” que es como la plaza de armas de cada pueblo. Saliendo del núcleo de ascensores se conforma el principal elemento de cada piso, una cafetería curva donde se concentra la vida pública del espacio corporativo. El lugar de llegada, de conversación, de un buen café a cualquier hora del día y colaboración entre personas. El lugar de llegada, encuentro y salida.

 

El lobby de ascensores o salida de los ascensores es abierto por lo que se entra directo a un gran espacio donde esta “La Plaza”, sillones y salas de reuniones. Un cielo metálico redondo con 160 puntos LED coronan la plaza y desde ahí salen lineales que marcan el origen y entregan velocidad hacia otros espacios.

 

En dirección sur y norte de la plaza están las áreas de trabajo, open space, al este la Cordillera de los Andes y al oeste los ascensores que llevan a otros pisos. Cabinas telefónicas en el pasillo acompañan a los puestos de trabajo. Asimismo, se crearon muchos espacios de reunión informal, áreas de lectura personal abiertas y cabinas totalmente herméticas de hasta 4 personas. El open space fue compensado con nuevos y diferentes espacios colaboración e incluso aislación.

 

Cada uno de los 7 pisos de oficinas esta diferenciado por un color y grafica de acuerdo con el área de trabajo ahí presente. Existe también un piso de recepción y salas de reuniones para externos. Finalmente, los dos pisos inferiores contienen al casino de la ENAP, el cual tomó la imagen del pionero con eso creando el viaje de ida y vuelta en la historia de la empresa todos los días.




Edición 47
Enfoque: Patricia Urquiola, Salón Macrotendencias 1a edición, 10 años de Design House y Macrotendencias: contexturas Serrano Monjaraz.