25 junio 2020

Colores brillantes y trazados minimalista

Uno elemento protagónico de las oficinas centrales de General Motors en México es la escalera escultórica. Su alzado en tonos neutros es una intersección de dos diagonales, que permiten diversas perspectivas del lugar.

Por: Redacción

Fotos: Jaime Navarro

Las oficinas centrales de General Motors en México habitan los niveles 9 al 16 de Corporativo Antara II, una de las torres corporativas del masterplan Antara en el Nuevo Polanco.

 

El dinamismo de trabajo en equipo de esta empresa automovilística, así como su efectiva alineación de personal, permitieron al área de diseño de interiores de Sordo Madaleno Arquitectos (SMA) involucrarse a profundidad en la creación de espacios de trabajo que propician la eficiencia en comunicación y desarrollo laboral, así como el bienestar de los trabajadores.

Dentro de los 7 niveles donde se localizan las Oficinas GM, se dio la posibilidad de poder caracterizar los ambientes de oficina según una gama de colores atractiva y práctica que responden a los valores institucionales de la empresa. Colores brillantes –como azul, verde, amarillo, rojo, naranja y morado– se dispusieron en el mobiliario y en las texturas en acabados de pisos y muros, bajo un trazado minimalista pero armónico con el resto de los materiales especificados.

 

La combinación exacta entre estos colores seleccionados más la serenidad del negro del granito, las tonalidades neutrales de la madera y series de luces blancas detallan una atmósfera benéfica para la productividad y confort de los colaboradores.

En términos de distribución de áreas, hacia los perímetros de cada planta se encuentran las diferentes salas de juntas, así como los módulos de oficinas de mayor privacidad; y hacia el centro están ubicados los servicios, lobby de elevadores y las zonas de operatividad en un esquema libre de trabajo.

 

Además, en cada nivel se introdujeron diferentes opciones de áreas comunes abiertas donde, a través de un mobiliario cómodo y atmósferas más informales, los empleados pueden trabajar de manera más libre, despejarse mientras toman un café o tener reuniones creativas de trabajo.

Uno elemento protagónico de las oficinas centrales de General Motors en México es la escalera escultórica. Su alzado en tonos neutros es una intersección de dos diagonales, que permiten diversas perspectivas del lugar, con barandales de vidrio traslucido y un juego de luces lineales que direccionan y acompañan el recorrido.

 

En el penúltimo nivel del edificio se sitúan la zona ejecutiva principal y una terraza con vistas del contexto de Polanco. Este nivel se identifica mayormente por el uso de madera en los acabados en piso, muros y celosías, brindando una sensación de elegancia y sobriedad. Todos los servicios para empleados –que incluyen comedor, aulas, gimnasio, fun area, banco, quiet room, cuarto de lactancia, enfermería y consultorios– se abastecen en el último nivel del edificio.

 

sordomadaleno.com




Edición 57
GLR Arquitectos: La búsqueda del refinamiento | The New Normal, ser voz y eco | Ferias de diseño: adaptación con talento y creatividad | Actuales: Table, Tori Tori; Showroom, Casa Quieta; Host, Hotel Tepoztlán | Autos: Seat Ateca | Cromático: Lara Hnos. | Luminaria: Ula Light | Taller: Namuh | Diseño + Ciudad: Centro Cultural Mexiquense | Su Espacio: Rosa Agraz y Alejandro Solís, urbanidad entre calles empedradas | Residenciales: Casa MM, Casa Valle, Casa Bautista, Casa del Agua y Casa Cedros.