09 enero 2023

Casa Acantilado: arquitectura vernácula y técnicas tradicionales

Casa Acantilado, proyecto a cargo de Zozaya Arquitectos, se desarrolla bajo el concepto de asemejar un faro que brinda luz a los pescadores, la obra fue creada con arquitectura vernácula y técnicas tradicionales que le hace mimetizarse con el entorno.

Por: Redacción

Fotos: Rafael Gamo

En las costas guerrerenses del pacífico pertenecientes a la bahía de Zihuatanejo, se encuentra “la casa del acantilado” postrada sobre riscos que son golpeados constantemente por la fuerza del mar, ubicada en un entorno de vegetación endémica que revela las temporadas de la región, aves de distintas especies que anidan en las laderas de los acantilados y un pequeño faro que advierte a los pescadores y brinda luz entre la penumbra.

 

 

Casa Acantilado conceptualiza la idea de brindar luz a los pescadores que navegan a diario, se desarrolla como un elemento que surge de las rocas, enfocada en la preservación del lugar, mimetizando con el contexto gracias a la materialidad local y formas empleadas, poniendo en práctica las técnicas artesanales y la arquitectura vernácula.

 

Casa Acantilado: materialidad local

 

La volumetría principal parte de dos elementos geométricos ligeramente rotados, direccionando las vistas hacia el pacífico, en este proyecto la topografía fue un factor determinante en la organización espacial, ingresando directamente a la casa desde planta alta, donde no hay puerta de acceso, te recibe una gran palapa que alberga el área social completamente expuesta hacia el pacífico y los riscos que la rodean, la palapa está conformada por material regional como piedra, madera y hoja de palma, realizada por mano de obra local, su forma permite el aprovechamiento de luz natural y ventilación natural cruzada reduciendo el consumo de energía; como remate se adosa parcialmente a la estructura principal una alberca infinita, generando una sensación de conexión directa con el pacífico.

La escalera hacia el área privada te direcciona con muros de concreto sin cubierta, lo cual permite ver el movimiento de la copa de los árboles, sentir el exterior estando protegido, al girar se abre la escalera hacia el vestíbulo de la planta baja teniendo como remate una alberca contenida por muros de concreto que enmarcan la continuidad infinita con el pacífico. El vestíbulo vincula las cuatro habitaciones, cada una con terrazas privadas que relacionan el interior con el exterior, generando espacios de contemplación hacia el increíble paisaje.




Edición 69 | Especial «Lo mejor de 2022»
ESPECIAL: LO MEJOR DEL AÑO EN ARQUITECTURA Y DISEÑO En esta edición integramos una selección curada con los proyectos, tendencias y creadores más relevantes de 2022. ¡Da clic en «COMPRAR» y DESCÁRGALA SIN COSTO!