22 mayo 2017

Arnold Noldi Schreck: El arquitecto

Conoce la vida de uno de los arquitectos que dejo huella en la arquitectura mexicana.

Por GLOCAL

Participa en la cuarta edición del Premio Noldi Schreck, un premio que festeja lo mejor de la arquitectura y el interiorismo en México. Te invitamos a checar las bases y llenar el formulario de tus proyectos aquí. Pero ¿quien fue Noldi Schreck? Conoce su historia y sé parte de la celebración que reúne a los creativos en el país.

Arnold Shreck o mejor conocido como Noldi Schreck, fue un destacado arquitecto y diseñador ruso, nacido en Yakutsk, Siberia en 1921. Su padre de origen suizo falleció cuando tenía un año de edad por lo que su mamá, su hermana y él, se mudaron a Suiza. Mientras su mamá trabajaba como costurera en Zúrich, mientras Arnold y su hermana fueron enviados a un orfanato. En 1947, Noldi concluyo su carrera de Arquitectura de Interiores y se fue a California, Estados Unidos. En Los Ángeles, trabajó como ayudante de decoración en los Estudios Paramount donde conoció al arquitecto Burton Schutt, quien lo llevó al mundo de la arquitectura y colaboró en proyectos como el Bel Air Hotel en Bebeverly Hills y el Hotel Flamingo en Las Vegas. No fue sino hasta en un viaje de regreso a Panamá —donde construía el Panamá Hilton— que hizo una parada en México en 1950.

Fascinado por el país, Noldi instala su despacho en la Zona Rosa donde diseñó y construyó obras como restaurantes, residencias, hoteles, oficinas, comercios y espacio público. Entre esta larga lista de proyectos se encuentra El Charlet suizo, el Focolare, La Calesa de Londres, el Jacaranda y el Restaurante del Lago, entre otros. Su obra también se extiende en varias partes de la República como Las Hadas en Manzanillo, el Hotel Posada en Puerto Escondido y el Hotel Cabo San Lucas en Baja California Sur. También hay edificaciones en San Miguel de Allende, Tequisquiapan y Acapulco. En España también dejó huella con el Puerto Banús, Marbella en la provincia de Málaga.

“La realidad es que mi éxito viene de que siempre he hecho mi trabajo con la única ética valedera en todas las profesiones que necesitan contacto íntimo y conocimiento sociológico y profesional del hombre. Consiste en realizar no lo que el cliente quiere, sino lo que necesita. Me interesó más trabajar para la felicidad de mis clientes que para la satisfacción de sus caprichos que bien pueden ser pasajeros”, afirmó Arnold Schreck. (1)




Edición 51
En nuestra portada para suscriptores: 'Espacios, no formas': Augusto Quijano, presentado por Guardian Glass | Portada Macrotendencias: Glocal Milán | Lo mejor del Salone del Mobile y Fuori Salone 2019 | Especial uso del mármol | Entrevistas: Patrizia Moroso, Masquespacio, Inga Sempé, Matthew Day Jackson, Patricia Urquiola y Formafantasma.