27 mayo 2021

Entre mar y sol: Casa Es Bosc en las islas Baleares

Es Bosc hace referencia al bosque que la rodea y protege. Pero, sin duda, lo más espectacular de esta residencia es su parcela, que se extiende como un balcón infinito sobre el Mediterráneo, donde el sol transita de Este a Oeste bañando de luz toda la casa.

Por: Redacción

Fotos: cortesía Nacho García Milla Real State

Respetuosa con la historia que envuelve la vivienda, la casa principal y las diferentes edificaciones de la propiedad beben de la tradición de la arquitectura y los materiales locales, pero tendiendo un puente con el futuro y la vanguardia y haciendo de ella una casa del siglo XXI.
El módulo principal de esta casa tiene como protagonista la torre de defensa, una construcción típica de las islas Baleares que ha sido intervenida con un muro cortina acristalado, permitiendo disfrutar de unas inmejorables vistas desde su interior sin perder la privacidad de sus habitantes.
La arquitectura empleada en la construcción de esta zona está inspirada en el diseño tradicional de la isla y basada en la técnica del arco, y el eje vertebral de toda la vivienda es el artesonado mudéjar del siglo XIII que preside su amplio salón. En la planta baja se encuentra el salón, la biblioteca, la cocina, una fuente interior, y el aseo de invitados.
En la torre se localiza el dormitorio principal que alberga la tercera colección de cruces coptas más grande del mundo, un amplio baño, un vestidor y una cueva en la que reposan auténticos tesoros artísticos e históricos.  En la parte superior la extensa terraza que corona la edificación principal permite disfrutar de agradables veladas al aire libre en la mejor compañía.

Pero, para entender de verdad esta propiedad, es necesario salir al exterior y observar como a lo largo de sus interminables terrazas, se sitúan salones, comedores, dormitorios e incluso baños exteriores, que propician una vida al aire libre para disfrutar del silencio, la privacidad y la libertad que ofrece.

 

Enclavada en uno de los mejores acantilados de Baleares, Es Bosc cuenta con una amplia infinity pool que se ha construido emulando las idílicas calas de Ibiza. Es prácticamente una playa privada que permite disfrutar de apacibles baños con la sensación de fundirse en el horizonte.

Además, toda la edificación ha sido desarrollada con innovadoras técnicas constructivas que han permitido el máximo aprovechamiento de los diferentes espacios, permitiendo crear las habitaciones que se encuentran bajo la piscina, las estancias de la cabaña creadas a partir de contenedores de barco, o las escaleras de acceso a la terraza superior que actúan, a su vez, como contrafuertes.

 

La sostenibilidad también ha sido un aspecto fundamental en el proyecto, por eso, todo el paisajismo está planteado con flora autóctona de la isla, cero invasiva, que no precisa de un excesivo consumo de agua ni mantenimiento.

 

nachogarciamilla.com




Edición 61
Uribe & Krayer: El carácter está en los detalles | Macrotendencias: Purismo local | Especial: El interior que nos construye | Materiales expuestos: Sencillez y versatilidad | Actuales: Table, Criollo; Host, Banyan Tree Mayakoba | Textil: Balmaceda Studio | Diseño + Ciudad: Estudio MMX | Cromático: Luis Humberto Muñoz | Materia Prima: Explosión Cítrica | Residenciales: Casa Estudio Chimalistac, Casa Neró y JD House