​Sean Connolly en la Ópera de Dubai | Alexander & CO.

Compartir

4/05/2018

Créditos: Fotos: Cortesía

Dubai, la ciudad dorada de los Emiratos Árabes Unidos, alberga el Sean Connolly en la Ópera de Dubai, un restaurante y bar para 350 personas con patio exterior y sky garden en el que el internacionalmente aclamado chef Sean Connolly es la cabeza detrás de su cocina.

Este proyecto era complejo desde el punto de vista espacial, abarcando 2.000 m2 del nivel superior de la recién inaugurada Ópera de Dubai y planteaba importantes retos de construcción. Utilizando materiales comunes para lograr resultados poco comunes, el proyecto está concebido en torno a la poesía de la concha de ostra y la ambición de Sean.

Para lograr lo imposible, el estudio de diseño de interiores Alexander &CO, fue el encargado de dar vida a este lujoso recinto gastronómico ubicado en el corazón de esta bulliciosa ciudad, con vistas directas al Burj Khalifa. El lugar incluye barra cruda, barra de fuego, brasserie, barra principal, áreas de comedor, comedor privado, mesa de chefs, barra externa y patio y áreas de comedor.

El restaurante se inspiró en la forma y la escala altamente irregular del edificio y se inspiró en el interés personal de Alexander &CO por el diseño y la arquitectura clásicos del siglo XX combinados con las influencias oceánicas australianas y neozelandesas de la cocina de Sean Connolly.

Cada elemento de diseño dentro del local explora las ideas del mar, desde la ostra con su combinación de superficies suaves y sensuales y superficies exteriores texturadas, hasta los tonos oceánicos y los colores de los corales y los tonos perlados. Los azulejos abovedados del techo que hacen referencia tanto al interior de una ostra como a las geometrías icónicas de la Casa de la Ópera de Sidney son como joyas y reflectantes.

Los espacios principales se centran en el bar central de cócteles Pearl Bar, construido en cuero gris, madera de nogal y mármol amarillo. Las banquetas de mármol gris con su cuero rosa recuerdan los delicados contrastes de los corales del océano y de las criaturas del mar, mientras que las barras crudas y de fuego nos recuerdan los bordes exteriores de las conchas ennegrecidas.

Siguiendo con el tema de las Antípodas, Jacqui Fink, pionera internacional del "tejido extremo", creó una obra de arte para colgar de lana merina de 6 metros de altura (una de sus mayores encargos hasta la fecha) como un guiño a los tentáculos de las criaturas marinas, delicadas y místicas.

Del mismo modo, la artista local de Sydney Tracey Deep, conocida por sus instalaciones florales utilizando flora nativa, creó tres esculturas colgantes curadas a la visión oceánica. La alfombra de lana hecha a mano con sus tonos azules es una representación de las aguas del océano y fue diseñada por Alexander &CO para este lugar.

Continuando con las inspiraciones del diseño del siglo XX, la iluminación clásica de Serge Mouille fue hecha a medida en acero esmaltado blanco curvado y acabados de latón. Del mismo modo, los muebles originales de culto del siglo XX se combinan en verdes, grises, azules y blancos con maderas naturales de nogal. Son esculturales y femeninas y añaden un valor significativo al interés de la estética general.