Kohler | Tendencias 2016

Compartir

25/04/2016

Créditos: Texto redacción Fotografías cortesía Kohler

Kohler comparte seis nuevas tendencias para cocina y baño donde un conjunto de diseñadores y expertos exploraron estilos, colores, moda y texturas para identificar lo último en decoración de interiores.

Blanco sobre blanco

Con esta tendencia hay posibilidad de explorar una gran variedad de texturas que puede adquirir toques elegantes con grises como el mármol veteado o azulejos brillosos. Con un color monocromático como el blanco, el lugar atraerá luz aumentando el espacio visual en compañía de blancos brillantes, mate, texturizados o mancha blanca.

En la cocina, se observan toques clásicos en aparatos icónicos y azulejos rectangulares que con colores populares y seleccionados cuidadosamente darán un equilibrio delicado donde los alimentos proporcionan el toque de color.

Sensual ahumado

Los tonos ahumados nunca faltan en el hogar, invocando el sentido de calidez y misterio. Los colores como oro o caramelo están presentes en accesorios como botellas de vidrio ámbar y lavabo de cerámica.

En la cocina, la variedad de materiales y texturas está en cubiertas de piedra, estantes abiertos y metales combinados donde los perfiles delgados con abundante textura táctil son los protagonistas.

Negro

En los cuartos donde no hay luz natural, esta tendencia es la ideal para aprovechar los espacios con una buena ambientación y mucha iluminación. El color negro es un gran clásico, sinónimo de elegancia y sofisticación de una influencia de art decó con geometrías definidas y fuertes contrastes.

El negro en las cocinas se realza en cubiertas de madera, azulejo de vidrio chevrón y pared de cuarzo creando un espacio lujoso y estratificado.

Pálido

Un cuarto con colores rosa, crema y blanco se complementa con almendra cálida para agregar dimensión a los espacios y dar un contraste sutil. Tonalidades que evocan delicadeza y relajación además toques de gris y plata en las maderas teñidas y patinas envejecidas son unos de los ingredientes para atraer un ambiente romántico.

En la cocina los colores neutros discretos y líneas definidas además de los detalles arquitectónicos y la iluminación crean una intimidad y estilo.

Estampado

Este año los materiales artesanales como el papel tapiz y las alfombras con estampados vienen con fuerza para dar un toque de vitalidad a los espacios. Los tejidos de canasta, cuadriculas e influencias étnicas también aportan otro concepto de ambientación.

La cocina también se ve cubierta por tapices antiguos que son de temas variados, estampados coloridos y vibrantes pero con motivos de menor tamaño, un estilo que le da un toque dulce y cálido a la cocina.

Bloque de colores

Para lograr un adecuado efecto de bloques de colores, la sugerencia es elegir dos o tres colores opuestos en la rueda de colores con accesorios grises y tonos claros para equilibrar el cuarto.

En la cocina, el color predilecto es el azul acentuado con colores opuestos a la rueda de colores añadiendo elementos clásicos como cubiertas de mármol nítido, paredes paneladas o techos de dos aguas que agregan un estilo clásico a espacios modernos impregnados de color y vitalidad.