Edición Limitada

Compartir

23/12/2014

El interiorismo como esencia de la arquitectura y la experimentación a partir de los contrastes, texturas e influencias de otras culturas ha dado como resultado la creación de un espacio donde la calidez es la mejor anfitriona.

Edición Limitada es el nombre de este “showroom” creado por los arquitectos mexicanos Rafael Rivera y Javier Claverie, quienes han dado forma a toda una filosofía basada en la búsqueda de la funcionalidad a partir de objetos únicos que lleven consigo una interesante historia.

 “Edición limitada es parte de todo un trabajo de arquitectura e interiorismo que llevamos haciendo desde algunos años, tiene más movimiento a diferencia de Habitación 116, que fue el primer “showroom” que creamos donde casi todos los modelos son de nosotros. En este nuevo incorporamos piezas de otras épocas y países, además de que decidimos darle un lugar especial al arte”, dice Rivera.

Diseños daneses de los años 50, antigüedades chinas, detalles de influencia rústica, entre otras propuestas, llenan de originalidad cada rincón de este sitio en el que se percibe un eclecticismo fundamentado en el gusto exquisito y un exclusivo estilo de vida. 

Diseños daneses de los años 50, antigüedades chinas, detalles de influencia rústica, entre otras propuestas, llenan de originalidad cada rincón de este sitio en el que se percibe un eclecticismo fundamentado en el gusto exquisito y un exclusivo estilo de vida. 

“Parte de nuestro trabajo es correr el riesgo de combinar muchos estilos: es un eclecticismo muy sutil, hay gente que lo hace de manera muy barroca y mezclan cosas que no tienen nada que ver; nosotros lo hacemos a partir de un discurso paralelo… una mezcla con diseños que hablan sobre la misma línea”, dice el arquitecto.

Así, surge la combinación de diferentes tipos de arte como algunos grabados de Mathias Goeritz, junto con diferentes propuestas de mobiliario como una silla de Pierre Jeanneret, además de creaciones de artesanos mexicanos, vajillas y accesorios. También se da cabida al ingenio escandinavo en ambientes simples en lo que también aparecen elementos del Japón.

La neutralidad marca la pauta y se perciben colores sutiles para crear atmósferas que evoquen a la relajación y a la tranquilidad.

“Con diseños simples, atemporales y cálidos damos un toque especial al espacio. Utilizar texturas como linos sobrios y neutros es desarrollar la creencia de que la belleza del color no está en el color en sí mismo, sino en la diferencia de los tonos que transmite la naturaleza de las telas y las texturas. Hay contrastes de un claro con un oscuro aunque sea en la misa gama grises”, explica el creativo quien afirma que “está dispuesto a seguir tendencias, no todas, pero seguimos las que nos gustan, sobre todo las de otros tiempos como las de los años 50”. 

www.habitacion116.com 

Galería