Jorge Eduardo Morales

Fotos Laurent Gueneau


En una superficie de 3.80m x 6m, en un callejón en París del Distrito 15, los arquitectos Aude Borromée y Antoine Weygand imaginaron un proyecto bajo conceptos de verticalidad y transparencia que respetara las normas urbanísticas y de integración al entorno.

Los autores del proyecto tenían claras las necesidades de una superficie limitada que resolvieron a través de distintos recursos:

Después de la demolición de la pequeña casa existente, tenían que consolidar la cantera subterránea y se construyó una casa de 10m de altura con fortaleza estructural, aspecto funcional, una buena relación entre interior y exterior, así como diversas ideas estéticas:

  • Prefabricación y uso de pocos materiales (acero, bloques de aluminio, cristal y vidrio, hormigón, madera) pero con dibujos completos y detallados.
  • Una organización interna donde los niveles (bajo tierra con luz y ventilación; a nivel de calle, y primer piso) funcionan para el trabajo y los niveles superiores (nivel dos y tres) son para vivir y dormir. Los niveles bajos están unidos por una altura triple libre y están más en contacto con la calle mientras que los niveles superiores están más relacionados con la parte trasera y se conectan a pequeñas terrazas que pueden ser completamente abiertas. Al último nivel (dormitorio y baño) se accede por una escalera exterior, casi como si no se estuviera en París más. El baño se puede percibir casi afuera.
  • Un grafismo que juega con las líneas y ángulos en la fachada, así como en las escaleras (acero doblado), las vigas y también en la forma en que los diferentes paneles de madera están montados en las paredes y se separaron por espacios de sombra.
  • La utilización de los colores para hacer el espacio más grande, creando ambientes diferentes según los niveles. Los niveles inferiores siguen las sombras de la fachada (borgoña, rojo, violeta) y los niveles superiores son más verde y azul pero, en cada nivel, los colores principales se degradan en tres tonos diferentes sobre los paneles de las paredes.
  • Todo el discurso de este proyecto es que se entienda, a través de estos cinco niveles, las características espaciales, funcionales y estéticas y las relaciones y secuencia de atmósferas. Arquitectura y diseño de interiores se vinculan mediante las las escaleras que se pueden utilizar para sentarse, y las vigas sirven para apoyarse, mientras las barras de acero doblado trazan las líneas personalizadas de la superficie de trabajo de la cocina y del cuarto de baño.

Arquitectos del proyecto: Aude Borromée & Antoine Weygand.

Comments