Jorge Eduardo Morales

Fotos cortesía 3XN A/S

Inspirado por la forma de agua en movimiento continuo, The Blue Planet tiene la forma de un gran remolino. El nuevo Acuario de Dinamarca está situado en la frontera entre los mundos de Poseidón y Zeus. Las paredes y techos forman un único flujo continuo de una manera que hacen hincapié en el perfil ondulado del edificio. El primero –y más largo– de los brazos del remolino sigue la forma del paisaje, dando la impresión de que el edificio se clava en la tierra.

Tan pronto como los visitantes llegan a The Blue Planet, el edificio transmite una prueba de la experiencia que les espera en el interior. Ahí, el remolino lleva al visitante a un mundo bajo el mar. Si se voltea hacia arriba, se entiende que la persona forma parte de este acuario debido a que el techo por encima del hall de entrada está hecho de cristal y, al mismo tiempo, es el fondo de una piscina. En lo alto, a través del agua de la piscina, se puede ver el cielo con la luz del sol reflejada en el agua. La brillante luz solar en el suelo y las paredes da la bienvenida  a la zona de entrada.

The Round Room es un centro de navegación en el acuario, y es aquí donde los visitantes eligen qué río, lago u océano explorar. Cada exposición tiene su propia cara hacia The Round Room, cada uno con su propia entrada, comenzando con una zona de seguridad, una plataforma donde se utilizan imágenes y sonido para introducir el ambiente en la Sala de exposiciones.

Levantado a pocos metros sobre el terreno, The Blue Planet es un reflejo de gran coherencia; de la grandeza en las cosas más pequeñas; de cómo toda el agua en el mundo se encuentra íntimamente ligada, a partir de las enormes fuerzas de los tsunamis a las infinitamente pequeñas moléculas. Con vistas a la Øresund, el edificio conecta la tierra y el mar, aprovechando los espacios de exteriores y del interior.

En el paisaje, el gran remolino continúa a través del terreno, hasta las piscinas y el mar que rodean el edificio. Al igual que las corrientes acuosas, el edificio no es estático: El movimiento continúa hacia el futuro, en virtud de las posibles ampliaciones que se permitan añadir, simplemente dejando que las líneas del remolino sigan creciendo hacia fuera. Cualquier expansión podría causar un mínimo de molestias a las exposiciones actuales y de las partes existentes del edificio. Las extensiones se añadirían a cada brazo del espacio, únicamente cerrando esta sección en particular durante el proceso de extensión. En segundo lugar, el elemento clave es que los volúmenes de edificios nuevos añadidos serán extensiones de la arquitectura, con una expansión del acuario, llevando a cabo en un diálogo natural con el propio edificio.

La naturaleza y la cultura puede mezclarse, controlados por temas e ideas de las historias que se quieren contar, o en la interacción con el público. El edificio es lo suficientemente flexible para dar cabida a todo. Las curvas que definen el aspecto único y escultórico del edificio debe ser percibido como parte de los telones de fondo de las exposiciones.

www.3xn.dk/

Dirección: Kajakvej, 2770 Kastrup, Dinamarca.

Cliente: The Building Foundation  ”Den Blå Planet” (Realdania, Højgaards Knud

Fond, Municipio Tårnby).

Desarrollo: 2010-2013.

Concurso: 1º premio en el concurso por invitación, 2008.

El desarrollo del proyecto: 2010 – 2013

Dimensiones: 9.000 m2.

Arquitecto: 3XN.

Ingeniería: Moe & Brødsgaard A/S

Comments