Breve historia | David Ogilvy

Compartir

1/07/2016

David Ogilvy fue un publicista inglés que llegó al mundo del marketing hasta después de haberse desempeñado en otras actividades como ayudante de cocina, agricultor e investigador. Dejó la Universidad de Oxford para aprender sobre el mundo de la cocina en el Hotel Majestic, en París. Poco después, se dedicó a vender hornos y su desempeño fue tal, que le solicitaron hacer un manual de venta a petición de la agencia Mather & Crowther.

Incursionando en el mundo del marketing, en 1938 se traslada a Estados Unidos donde realizó investigación de mercados y más tarde, colaboró en el Servicio de Inteligencia Británico. Finalmente, fundó una agencia de publicidad denominada Ogilvy, Benson & Mather, que eventualmente se convirtió en Ogilvy & Mather Worldwide.

En los primeros veinte años de la agencia, manejaron grandes cuentas como American Express, Sears y General Foods; También a empresas a punto de la bancarrota como Dove, para quien su campaña de publicidad se enfocó a resaltar una cualidad de producto ofreciédolo a un público específico, con lo que logró posicionar el producto y la marca con éxito.

Una de sus afirmaciones más características, era que “un buen publicista” era aquél que no consideraba tontos a los consumidores y que lo importante era resaltar las cualidades del producto. Consideraba como prioridad, no distraer a los clientes en los anuncios, ya que, debía dedicarse en la medida de lo posible a mantener la atención del público en el producto e incentivar la compra.

David no firmaba con empresas que le impusieran condiciones de trabajo o cuando no estaba seguro de no mejorar la situación de la marca. Permanece aún hoy en día una de las más grandes compañías publicitarias Ogilvy & Mather, tras el fallecimiento de David en 1999.