Expresión mulitcolor

Compartir

25/09/2014

Créditos: Texto Gerardo León | Fotografía cortesía Kari Mayo

Millones de pequeños triángulos pintados a mano dan forma a máscaras y otras figuras abstractas creadas por la artista mexicana Kari Mayo quien a través de su obra, logra externar diferentes pasajes de su vida, emociones y hasta amargos recuerdos.

Egresada de la carrera de Artes Visuales del Centro Morelense de las Artes de Cuernavaca, esta creativa ha dado forma a una importante carrera dentro de la plástica a partir de sus conocimientos como diseñadora gráfica, los cuales obtuvo colaborando en diferentes despachos de Londres como el Designers Club y el  Hawai Design. Ahí fue donde comenzó a combinar  el diseño gráfico con el arte.

“Cuando regresé de Londres comencé a crear piezas gráficas y coloridas que me llevaron a realizar mi primer exposición  individual en la galería Gurú de la colonia Roma.

“Mi obra se compone de piezas madera cortadas con láser; corto millones triángulos y los voy armando como si fuera un gran rompecabezas. Me inspiro en el arte huichol y en los textiles de Chiapas. También mis recuerdo me ayudan a dar forma a las piezas y uno de ellos es la pérdida de mi hermano, mi trabajo es como una despedida, dejar ir… ha sido toda una investigación de cómo  las culturas indígenas tratan el tema de la muerte y como también reflejan en su artesanía  todas sus vivencias personales”, dijo Mayo. 

La creativa toma una gran cantidad de triángulos, los pinta y da origen  a máscaras de animales,  flores y otras imágenes que también son plasmadas en mobiliario, anuncios publicitarios y otros lienzos donde plasma su obra.

“Pienso en la idea, la paso a la computadora y creo los colores y los volúmenes para jugar con ellos e ir dando forma a cada pieza; siempre hay un hilo conductor que me lleva a generar toda una colección”, expresa Mayo. 

Su personalidad  influye de cierta manera en el proceso de su producción, y para ella, cada obra realizada es el reflejo de su sensibilidad y su forma de ser.

“Soy muy intensa, trabajo día y noche dándole durísimo, me aviento una semana de cinco a doce de la noche diseñando cada elemento. Expuse en Berlín en la galería Ágora, y mi última exposición llevó por nombre El Elefante, en el Centro Morelense de las Artes, además de intervenciones en lugares públicos, entre otras”, explica.

Para Kari, el color forma un papel trascendental en su vida porque “es lo que más me importa, me gusta jugar con él como lo hice en la exposición de El Elefante. Ahí usé telas en colores degradados, algo sencillo, telas colgadas por todos lados. El color es un estado de ánimo es una manera de jugar con la mente, y a través de éste puedes interpretar lo que vives, pienso que el color es más importante que la forma”, afirma. 

Kari Mayo ha trabajado en importantes campañas publicitarias con marcas como Nike y XX Lager; recientemente intervino una caja especial para Domino´s Pizza para apoyar el movimiento Va por mi cuenta, que tiene el objetivo de combatir la pobreza alimentaria en niños de la calle. 

www.karimayo.com 

Galería