Arquitectura Local | Casa BYA

Compartir

18/04/2017

El proyecto presentaba una peculiaridad con respecto a las necesidades de sus habitantes ya que requerían de una casa que tuviera la escala adecuada para una sola pareja pero que en fechas importantes recibieran a más de 60 familiares. De esta manera, el proyecto está organizado en dos cuerpos principales – público y privado – articulados por un vestíbulo que los conecta y un patio que los relaciona. Dicho acceso conecta directamente al vestíbulo donde se abre una perspectiva a través del patio hasta el lago que rodea el sitio.

Las condicionantes para el desarrollo fueron contar con techos inclinados y teja, un entorno arbolado en una península con vistas al agua, y la solicitud del cliente de vivir en una “villa francesa”. Se adoptó el techo de cuatro aguas como un módulo genérico que permitió articular los espacios y lograr un concepto integrador, pero al mismo tiempo, espacios continuos y flexibles, aunque diferenciados. La fachada está compuesta de pirámides que se perforan para abrir vanos. Un proyecto del estudio BUDIC de Diseño Integral Ciudadano, ubicado en Culiacán, Sinaloa.

Galería