Anfiteatro en Canadá | Elegancia y monumentalidad

Compartir

10/07/2017

Créditos: Fotografía cortesía Atelier Paul Laurendeau

Texto por GLOCAL

Con un techo icónico que simula flotar en la confluencia entre los ríos San Mauricio y San Lorenzo, el nuevo anfiteatro proyectado por Atelier Paul Laurendeau se presume como un hito urbano en Quebec, Canadá.

Un afilado techo rectangular de 7,200 metros cuadrados y 26 metros de altura (que alberga hasta 3,500 asientos fijos y 5,200 asientos restantes en la hierba) se convierte en el escenario ideal para recrear drama. Es el nuevo anfiteatro diseñado por el arquitecto Paul Laurendeau en Trois-Rivières en Quebec, Canadá, cuyos espacios interiores y exteriores dan una nueva identidad a dicho lugar, cercano a las aguas del río San Lorenzo, antes ocupado por una fábrica de papel.

El nombre de la ciudad aparece en paneles de madera laminada cruzada de 6 metros de altura, y se asienta a lo largo de la costa frente al anfiteatro, como una señal gigante que recuerda a los contenedores de buques que se mueven a lo largo de la vía marítima.

La elegancia ligera y la monumentalidad de esta obra son consecuencia de la simple composición de pocos elementos arquitectónicos. Por ejemplo, el techo define una superficie rectangular que soporta columnas de color aluminio pintado que, por la noche, se ilumina en rojo vibrante. Asimismo, una abertura en una pared lateral crea una transición dramática entre espacios y el detalle del nombre de la compañía de telecomunicaciones Cogeco ocupa un área estratégica en el frente del inmueble.